Para el director general de Banamex, Ernesto Torres Cantú, México es uno de los países mejor preparados para enfrentar la actual volatilidad global, en un contexto de fuertes caídas en las bolsas, de una depreciación cambiaria (ayer el peso llegó a cotizar en las 18.95 unidades por dólar) y el precio del petróleo en baja continua.

El Banco de México alertaba a inicios de semana que los emergentes debían prepararse para una posible crisis severa.

Pese a ello, el director de uno de los tres bancos más importantes del país, filial del estadounidense Citigroup, consideró que México tiene fundamentales sólidos para sortear este entorno volátil.

La volatilidad va a estar y cuando uno la ve, a lo mejor se pone nervioso, lo que importa son los fundamentales. Por ejemplo, la creación de empleo está muy bien en el país, lo que es el total de nómina, el total de los sueldos pagados, eso ha estado subiendo; el consumo también está muy bien. Entonces, en ese sentido, estando bien los fundamentales, las empresas continuarán invirtiendo, el banco va a seguir prestando, en fin, eso no cambia , dijo el banquero.

Negó que el crédito en México, por parte de la banca, vaya a dejar de fluir, porque la parte fundamental, que es el empleo en el caso de las personas, y el consumo, que es donde las empresas venden, están muy bien .

Entrevistado luego de la firma de un convenio con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), el director general de Banamex destacó que el actual periodo de volatilidad ya se esperaba, como consecuencia del alza de tasas por parte de la Reserva Federal. Precisó que es muy pronto para afirmar que se avecina una nueva crisis como la del 2008.

Lo importante, destacó, es que este periodo de volatilidad, que calificó de momentáneo y no permanente, pase lo más pronto posible, lo cual estimó para las próximas semanas y que así ya no haya preocupación entre la gente.

Lo que esperamos que suceda, ojalá más pronto que tarde, es el reconocimiento de que México está mucho mejor que el resto de los países emergentes, y eso se empiece a reconocer mejorando las variables, como el tipo de cambio, por ejemplo, a México, antes que al resto de los países , enfatizó.

Torres Cantú mencionó que, pese a que el dólar rozó los 19 pesos, la estimación de Banamex es que en los próximos meses el tipo de cambio vaya a la baja, y al cierre del 2016 regrese a los 18 pesos.

Estos momentos son pasajeros, resultado de una volatilidad importante y que el peso regresará a niveles más manejables en las próximas semanas , destacó.

Ayer mismo, Banamex dio a conocer su encuesta quincenal que aplica a diversos bancos y casas de Bolsa. Ahí, las entidades financieras modificaron su pronóstico de tipo de cambio para el cierre del año de 17.10 a 17.50 pesos por dólar. Asimismo, bajaron su perspectiva de crecimiento para el 2016 de 2.70 a 2.64 por ciento.

CI no descarta dólar a 20 pesos

En sus Perspectivas económicas y riesgos 2016 , CI Banco no descartó que, en un escenario muy negativo, el tipo de cambio alcance por momentos los 20 pesos por dólar. Sin embargo, precisó, en un escenario base, con mejoras en precio del petróleo y China, el peso podría cerrar el año en alrededor de 17 pesos por dólar.