Las expectativas de crecimiento para la economía mexicana se encuentran en  2.2% este año, con lo que completa un tercer mes consecutivo en ese nivel, según la información recabada por FocusEconomics.

Pese a leer esta previsión como un panorama estable, los estrategas de la consultoría internacional destacan que el contexto se nubla ante el riesgo de un menor dinamismo económico alimentado por una menor producción industrial, debilitada a su vez por la incertidumbre por las elecciones, el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la inflación afectada por el peso, golpeado por volatilidad.

En caso de acertar con esta previsión promedio, la expansión de la economía se quedaría ligeramente arriba del piso fijado por el Banco de México en su rango estimado de crecimiento, que está entre 2 y 3 por ciento.

No obstante el consenso del mercado consultado por FocusEconomics, en el mes se dieron cambios en los pronósticos de crecimiento de las 38 consultorías y despachos económicos que forman el panel.

Ahí se identifican las revisiones al alza en febrero de las firmas Capital Economics, Euromonitor y JP Morgan.

Sin embargo, este optimismo se contrarrestó en el mes con el ajuste a la baja de tres grupos consultados: el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, Frontier Strategy y The Economist Intelligence Unit.

En el FocusEconomics Consensus Forecast de febrero, enfatizan que los analistas consultados observan con preocupación el impacto que tendrá en México si la Reserva Federal de Estados Unidos incrementa sus tasas más rápido ante la presión inflacionaria que generan los recursos liberados por empresas y consumidores de Estados Unidos, tras el recorte de tasas corporativas.

De darse el caso, “el Banco de México se vería forzado a endurecer su posición monetaria generando más presión sobre una economía debilitada”.

De ese mismo comparativo se puede desprender que la previsión menos optimista acerca de la actividad económica mexicana en este año, la sigue teniendo Vector Casa de Bolsa, cuya previsión de crecimiento está en 1.5 por ciento.

En contraste, dos grupos tienen la estimación más optimista, correspondiente a 2.5%: HSBC y Moody’s Analytics, que se mantienen con la mayor previsión de crecimiento para este año desde enero.

DEBILITAN PREVISIÓN PARA EL 2019

En el reporte muestran el pronóstico promedio de crecimiento para el 2019. Según su métrica está en 2.3%, con lo que se registró la primera reducción del consenso de crecimiento en los cuatro meses que llevan recabándolo en la firma, y que se mantuvo en 2.4 por ciento.

No obstante, son mucho menos grupos y consultorías los que otorgan sus previsiones para el 2019, pues son solo 25.

Según el detalle de la información, entre los 38 grupos consultados se presentaron también recortes e incrementos en las previsiones.

Société Générale, Prognosis y EIU realizaron sus revisiones al alza en sus previsiones del mes.

En el extremo, los que recortaron y con ello jalaron al consenso de las previsiones fueron: Goldman Sachs; DIU Berlin y D. Econosignal.

Entre las previsiones, el grupo que destaca por el pronóstico menos pesimista sobre el desempeño mexicano en el 2019 es Scotiabank, quien considera que puede alcanzarse una expansión de 2.8% este año. En tanto, el que tiene la previsión más pesimista es Société Générale, con un pronóstico de 1.1% que, sin embargo, fue revisado al alza desde 0.9% previsto en enero.

ymorales@eleconomista.com.mx