En México, se requieren incentivos fiscales que promuevan el ahorro entre la sociedad, informó Hugo Martínez McNaught, director de relaciones gubernamentales de AXA.

De acuerdo con cifras de la aseguradora, durante el 2012, sólo tres de cada 20 mexicanos mostraron hábitos de ahorro, lo que representa que 84% de la población no tiene prácticas de educación financiera.

El directivo de AXA expresó que el país necesita de políticas públicas que incentiven el ahorro entre los mexicanos, por ejemplo, incentivos fiscales efectivos.

Añadió que aunque ya existen algunos esfuerzos, como en el caso del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), éstos son insuficientes.

En las afores, los trabajadores pueden realizar aportaciones voluntarias, las cuales se pueden deducir; sin embargo, éstas tienen que realizarse de forma continua y además el incentivo fiscal se hace inválido si la persona realiza algún retiro de la cuenta, explicó Martínez McNaught.

Desafortunadamente, estudios de la OCDE indican que los incentivos en el SAR no son efectivos y que nadie los aprovecha, esto tiene que ver con la dinámica que deben seguir los trabajadores para obtener el beneficio fiscal, por ejemplo, si tienen una emergencia y deben sacar el dinero ahorrado, la deducibilidad no aplica , explicó el directivo de AXA.

El representante del área de relaciones gubernamentales de la aseguradora expresó que ya entregaron una propuesta a los legisladores de los principales partidos políticos, donde solicitan que el gobierno premie con deducciones a los jóvenes que ahorren de manera consecutiva durante cinco o 10 años.

Una persona que labora en la economía informal y que tiene una capacidad de ahorro podría modificar su hábito si creamos incentivos , enfatizó Hugo Martínez.

Uno de los productos de aseguramiento ideales para guardar dinero son las pólizas de vida con componente de ahorro; a través de ellos, el gobierno puede comprobar que las personas si conservan dinero.

[email protected]