El dinamismo del mercado local de bonos en México mitigará cualquier necesidad de financiamiento que requiera el gobierno en el año, incluso si aumenta la presión en el gasto de áreas como la de seguridad y social, advirtió Fitch Ratings.

De acuerdo con la agencia, para el año que corre, hay un saldo total de amortizaciones de 60,800 millones de dólares, de los que 97% corresponde a amortizaciones de deuda en el mercado doméstico.

Según lo expresado en el documento Necesidades de financiamiento de los soberanos de América Latina , México junto con Brasil, Colombia y Perú se han beneficiado de un incremento de liquidez y de la diversificación de inversionistas institucionales domésticos.

Los analistas precisan que el mercado local de bonos tiene una gran capacidad de absorción, esto gracias a la diversificación de inversionistas institucionales domésticos.

Así se explica que el 20% de la deuda pública federal se encuentre en manos de fondos de pensión; 13% en fondos de inversión; 10% en bancos y 5% en aseguradoras.

En el análisis, los expertos de Fitch encuentran que la mayor dependencia del financiamiento multilateral, que se exacerbó tras la crisis financiera, fue un atractivo adicional a la proporción de extranjeros tenedores de deuda para México y otros países, como Brasil, Colombia y Perú.

WGBI, UN IMÁN

Según el análisis, los flujos de cartera de liquidez hacia mercados como el mexicano, durante el año pasado, ha sido notablemente estable a pesar de la alta volatilidad financiera internacional.

Esta mayor diversificación de fuentes de fondeo tendría que incentivar una más estricta supervisión de las autoridades locales, para migitar la concentración de riesgos.

Según los analistas, el incremento de inversionistas locales en los mercados es una fuente de exposición a eventuales salidas de capital y presiones de liquidez bajo un escenario de un incremento a la aversión al riesgo.

En México ha destacado esta llegada de capitales, particularmente por la inclusión de bonos mexicanos en el índice WGBI de Citigroup , esgrimieron.

El hecho también ha sido recogido por las autoridades mexicanas, que informaron en diciembre pasado que, a un año de la incorporación de México al índice global de bonos Citi – WGBI, los inversionistas extranjeros concentraron 40.5% de la colocación total de los bonos nominales a tasa fija (bonos M).

[email protected]