Las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) tienen el reto de acceder a líneas de fondeo más robustas y con costos accesibles para que la tasa a la que prestan sea razonable, luego de que cumplieron con la carga regulatoria que finalizó en julio pasado y que provocó que, de las 3,000 entidades de este tipo que tenía detectadas la autoridad, sólo quedaran casi 1,500 instituciones.

De acuerdo con especialistas, las sofomes que quedaron pudieron solventar el alto costo operativo de la regulación, en el sentido de obtener un dictamen técnico favorable en cuestión de Prevención de Lavado de Dinero (PLD) por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), para que así pudieran renovar su registro ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Ese filtro operativo terminó con muchas de las sofomes registradas, lo que quiere decir que las que desaparecieron no nada más eran inviables financieramente, sino que no tenían intención de hacer lo necesario para mantenerse con vida en el sector financiero , explicó Enrique Presburger, quien recientemente presentó la segunda edición de su libro Sofomes NR: En la puerta de la revolución financiera.

Para Presburger, luego del término de este periodo llegó un nuevo filtro de corte económico; es decir, que aunque las sofomes hayan cumplido con la ley, ahora tienen que demostrar que son rentables y sustentables con el tiempo, junto con el reto de obtener más financiamiento para prestar.

Cerca de 1,500 (sofomes) cumplieron con la ley, pero eso no significa que vayan a ser rentables o sostenibles con el tiempo, por lo que el gran reto es que puedan conseguir fondeo (más accesible) y así mantenerse rentables; en la actualidad, los problemas de fondo de las sofomes no están resueltos , explicó Presburger en entrevista.

Asimismo, José Achar, director general de la sofom Serfimex Capital, explicó que en esta nueva etapa que viven las sofomes, su principal reto es lograr un mayor fondeo y con mejores tasas por parte de la banca de desarrollo, así como mejorar las líneas de crédito que se tienen con la banca comercial. El éxito del sector se basará en el cuidado de cada institución en el manejo de su cartera vencida y de la búsqueda adecuada de fondeo .

Fernando Padilla, director general de la sofom Pretmex, acotó que en la actualidad las principales fuentes de fondeo de este tipo de entidades son la banca de desarrollo, los bancos comerciales y los capitales de riesgo.

Sin embargo explicó Padilla , estas tres fuentes ofrecen un fondeo que no es barato, lo que no las hace tan accesibles: Estamos sufriendo con los bancos comerciales porque cierran las cuentas a sofomes; es decir, las consideran un sector de riesgo y no estamos obteniendo fondeo de ellos .

Respecto de la banca de desarrollo, Padilla comentó que con la llegada de la administración de Enrique Peña Nieto se cerró la llave de financiamiento que estas instituciones daban a las sofomes.

Con las administraciones anteriores a ésta, se incentivó el financiamiento de la banca de desarrollo para intermediarios financieros, principalmente para sofomes. Aunque los procesos eran complicados y la autorización para fondear duraba en promedio seis meses, si se tenía todo en orden, pues era relativamente fácil acceder a este tipo de financiamiento , abundó el directivo de Pretmex.

Según Padilla, este escenario cambió con la llegada de la administración gubernamental actual, ya que se fortaleció al Instituto Nacional del Emprendedor para atender necesidades de las mipymes. Le quitaron la atención y la fuerza a la banca de desarrollo. Hubo mucho cambio de personal, todo el equipo que llevaba trabajando 12 años con los panistas, y que había logrado dominar el animal, se fue .

Respecto de los capitales de riesgo, el directivo de Pretmex indicó que son el vehículo más accesible para fondear a las sofomes, pero el costo del financiamiento que ofrecen es caro: Aunque los capitales de riesgo sí están fondeando a las sofomes, haciendo honor a su nombre, ofrecen un fondeo caro. Sus tasas van desde 10 hasta 30%, se vuelve un dinero caro de conseguir .

Padilla ejemplificó que los pocos bancos que prestan dinero a las sofomes lo hacen con una tasa de interés anual que va de 10 a 20%, y en la banca de desarrollo, que en su mayoría maneja tasas variables, este indicador oscila entre 9 y 11% anual. Ésos son los rangos promedio que cuesta el dinero, si ya de inicio tiene una tasa alta, cuando llega al cliente final el dinero se vuelve más caro .

El directivo de Pretmex indicó que, ante este escenario, se podrían ver en un futuro nuevos esquemas de fondeo, como la realización de bursatilizaciones conjuntas (realizadas entre dos o más intermediarios), así como la estructura de fideicomisos privados que sirvan a sofomes para obtener recursos de inversionistas calificados.

Llegar a más mipymes

Una vez que tengan el fondeo adecuado, los especialistas coincidieron en que las sofomes pueden ser el vehículo adecuado para atender las necesidades de financiamiento que tienen las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Del total de unidades económicas que existen en el país (casi 5 millones), 99.8% son mipymes, en las cuales la banca no ha tenido la penetración que debería (...), las sofomes son un vehículo especializado en mipymes (...), el papel de las sofomes tiene que resolver la falta de acceso al financiamiento de estas unidades productivas, son vehículos especializados , comentó Presburger.

Es importante explicó José Achar para el sano crecimiento del país que los empresarios conozcan y aprovechen todas las formas de financiamiento que existen actualmente en el mercado, como lo son el arrendamiento puro y financiero o el crédito simple ofertado por las sofomes.

Pudieran quedar sólo 500

Presburger acotó que si bien las 1,500 sofomes superaron el proceso de depuración del sector, todavía hay algunas que por su tamaño y su modelo de negocio podrían dejar de operar, al no tener la capacidad requerida para recibir líneas de financiamiento robustas por parte de la banca de desarrollo.

Para que una entidad pueda ser considerada de las grandes debe tener cerca de 50 millones de pesos en cartera, que es lo que pide la banca de desarrollo para fondearla en serio. En esta situación hay cerca de 20, por lo cual la cifra de 1,500 sofomes que existen en la actualidad seguramente se va a depurar y a lo mejor, en un futuro, quedarán solamente 500 , indicó Presburguer.

Las 1,500 sofomes de la actualidad agregó representan 2% del Producto Interno Bruto (330,000 millones de pesos) y 4.2% de crédito al sector privado. Ya tenemos un sector más o menos regulado, ya se resolvió la parte de la forma (del sector), que es la figura jurídica, falta cómo resolver la falta de acceso al financiamiento de las pymes, que es el problema estructural de México , explicó.

De acuerdo con CNBV, las sofomes son entidades cuyo objeto social principal es la realización habitual de otorgamiento de crédito, arrendamiento o factoraje financiero.

[email protected]