Analistas económicos del sector privado mejoraron sus expectativas de crecimiento de la economía mexicana para 2011, de 4.25 a 4.37%, en tanto que disminuyeron sus proyecciones de inflación de 3.92 a 3.87 por ciento.

De acuerdo con la Encuesta Mensual que realiza el Banco de México (Banxico), por quinto mes consecutivo se observa una mejora en las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, así como una mejora en la evolución de los precios.

Para 2012, los especialistas consideran que la economía nacional crecerá 4.07%, en tanto que la inflación se ubicaría en 3.8%, dentro del objetivo del banco central.

Los especialistas consultados por el Banco de México en abril consideran que los principales factores que podrían limitar el ritmo de la actividad económica en los siguientes meses son la inseguridad pública, la ausencia de avance en las reformas estructurales y la incertidumbre sobre la situación financiera internacional.

Opinaron que las políticas que se requieren para lograr mayores niveles de inversión son las reformas fiscal, laboral, energética, así como una mejora del marco regulatorio, mayor desregulación, facilitar la competencia y mejorar la seguridad pública.

En el mes en cuestión el indicador que mide el clima de negocios que prevalecerá en los siguientes meses mostró una reducción, en tanto que el índice de confianza de los analistas económico del sector privado también disminuyó en comparación con la encuesta de marzo.

Los expertos del sector privado estiman que en 2011 el número de trabajadores asegurados en el IMSS aumentará en 646,000 personas, un ligero incremento respecto al mes previo, mientras que para 2012 el alza será de en 627,000 empleos más.

Para el tipo de cambio, los analistas prevén que cierre este año en 12.00 pesos por dólar y para 2012 en 12.32 pesos; en tanto que se espera un déficit económico de 2.5 puntos porcentuales del PIB para 2011.

Para este año se proyecta un flujo de inversión extranjera directa de 19,103 millones de dólares, y para 2012 un repunte de 21,079 millones de dólares.

RDS