De continuar la tendencia al alza de las remesas, el 2014 cerrará como el año con mayor recepción de este flujo monetario de los últimos seis años, con un monto cercano a los 23,500 millones de dólares, anticipó Juan José Li Ng, analista del Grupo Financiero BBVA Bancomer en su reporte Migración México .

Desde su perspectiva de análisis, indicadores favorables en el empleo en Estados Unidos en este año han impulsado mejores condiciones laborales para los migrantes mexicanos en ese país, por lo que aumentan sus capacidades económicas de enviar dinero a hogares en México. Durante el mes de octubre la tasa de desempleo abierta en Estados Unidos fue de 5.8%, la menor registrada desde el 2008.

En la semana anterior, el Buró de Análisis Económico (BEA) dio a conocer la revisión final al dato del crecimiento económico en Estados Unidos para el tercer trimestre, que registró un aumento de 5.0 por ciento. Este dato superó las expectativas del mercado de 4.3%, además de que es la mayor expansión desde el tercer trimestre del 2003.

De acuerdo con el informe del BEA, el aumento del PIB real en el tercer trimestre resultó de las contribuciones positivas del gasto al consumo personal, que avanzó 3.2%; la inversión fija no residencial, 8.9%; el gasto del gobierno federal, 9.9%; las exportaciones, 4.5%; el gasto del Estado y el gobierno local, 0.8% y la inversión fija residencial, 3.2%, mientras que las importaciones disminuyeron 0.9 por ciento.

Las acciones ejecutivas de Obama recientemente publicadas, que ha decidido tomar en relación al tema migratorio, contribuirán, de acuerdo con el analista de BBVA Bancomer, a mejorar el envío de divisas al país. Entre las medidas anunciadas, destacan cuatro puntos: 1) reforzamiento de la frontera y retorno más expedito de los migrantes; 2) ampliar el beneficio de no deportación a aquellos con alta calificación y nivel escolar que llegaron como menores de edad a EU (dreamers); 3) focalizar la búsqueda de migrantes y deportaciones en aquellos con registros criminales y no en familias, y 4) quienes tengan hijos menores de edad nacidos o residentes en EU, pueden registrarse para no ser deportados.

Además de los beneficios que generará a quienes residen de manera no documentada en EU y a sus familias, con estas acciones se estima que se tendrá un impulso positivo en el envío de las remesas a México en los próximos años.

Ahora el reto de la economía mexicana es engancharse del fortalecimiento de la economía de Estados Unidos, aspecto que, de lograrse articular con el conjunto de reformas estructurales en México, podría marcar un cambio de tendencia en el ritmo de crecimiento de la economía mexicana.

[email protected]