Aunque algunas sofomes han optado por migrar a banco de nicho y otras tienen ya el tamaño suficiente para hacer lo mismo, es importante también que cada vez más intermediarios no bancarios se fondeen en el mercado de valores, ya sea a través de emisiones de deuda o bursatilización de cartera, consideró el presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom), Carlos Rahmane Sacal.

El mercado (bursátil) es una prueba de fuego. Si el mercado acepta bien estas instituciones, sus planes de negocio, las rentabilidades que tienen, pues obviamente eso sería el trampolín para migrar a la figura de banco , puntualizó.

En entrevista, precisó que de las 188 sofomes que integran la asociación, seis o siete ya se fondean en el mercado de valores, pero enfatizó que la meta es que esa cifra se duplique en breve. Estamos también en pláticas con Nacional Financiera para poder ofrecer garantías de estas bursatilizaciones, pero el reto este año es quedarnos por lo menos seis o siete intermediarios más fondeándonos en el mercado .

Carlos Rahmane mencionó que en la Asofom hay al menos dos o tres entidades con el tamaño y madurez suficientes para poder migrar a banco y, aunque reconoce que ese cambio, es una tendencia natural, a veces no son los tiempos apropiados para hacerlo.

Es una tendencia natural, ya después de cierto momento o de cierta madurez, migrar a una figura más especializada como el banco de nicho, pero creo que también si ya se va a dar ese paso, pues hacerlo a banca múltiple, para qué irse en partes. Sí creo que se tienen que cumplir ciertas etapas y me parece que ahorita la etapa fundamental que tenemos que lograr como asociación es que cada vez más intermediarios se puedan fondear a través del mercado , enfatizó.

eduardo.juarez@eleconomista.mx