Los incentivos fiscales para el sector de la vivienda, publicados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Diario Oficial de la Federación, harán que existan más jugadores de menor tamaño, debido a que se eliminan ciertas restricciones que les impedían participar de una manera más activa, afirmó Samuel Vázquez Herrera, analista senior de BBVA Bancomer.

El especialista indicó que si bien las medidas anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto para apuntalar el sector de la vivienda este año son benéficas para todos los participantes del mercado, los constructores pequeños serán los más favorecidos, por lo que el mercado de la vivienda crecerá y será más competitivo.

Las medidas que se están tomando, hay unas que podrían tener mayor impacto que otras, pero probablemente tengan mayor efecto o beneficio en los pequeños constructores, pero sobre todo en los pequeños proveedores , dijo el analista.

Explicó que dichos incentivos fiscales generan un orden en el mercado en beneficio de los constructores, en particular de los pequeños, ya que ahora podrán declarar por concepto de Impuesto Sobre la Renta(ISR), en el primer año de la vida del contrato, sólo la parte que han recibido al momento de enajenar una vivienda y no por el monto total de la vida del contrato.

Los constructores que venden a distintos plazos ya no tendrán que pagar en el primer año el total del contrato cuando sólo han recibido un flujo parcial. Es un orden, puede haber constructoras para quienes sea significativo el desembolso; parece más una medida de orden que sin duda va a ser benéfica para algunos jugadores , acotó.

Más constructores ?a la formalidad

Por su parte, Óscar Raúl Azpeitia Estua, catedrático de la universidad Westhill y consultor independiente en materia inmobiliaria notarial, indicó que las medidas van más en el sentido de atraer a más constructores a la formalidad, ya que sin duda existen desarrolladoras que no cumplen con sus obligaciones fiscales por lo rígidas que eran las reglas para ellos.

Se va a atraer al aro (de la formalidad) a gente que venía trabajando en la informalidad en el sector de construcción (...) , expresó el especialista.

Indicó que el plan anunciado a nivel federal es muy parecido a lo que han tratado de hacer gobiernos locales, en especial el Distrito Federal.

Esto no es nuevo tal vez desde el punto de vista del gobierno federal sí, pero para muchos gobiernos es algo que ya existía y que, además, se aplica , expresó.

Azpeitia coincidió con el analista de BBVA Bancomer en cuestión de que esto representa un área de oportunidad para que los constructores pequeños participen de manera más activa en el sector. En la medida en que el gobierno permita esa formalidad, esto obviamente abre un sinnúmero de opciones para que los constructores tengan una participación más real .

fernando.gutierrez@elecomomista.mx