Más de 50 sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) con evaluaciones A y B, y que por lo tanto tienen altas posibilidades de ser autorizadas por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para que sigan con sus operaciones, aún no entregan sus expedientes respectivos al Comité de Supervisión Auxiliar para que éste los dictamine y los envíe a la entidad reguladora con el fin de que ésta les de luz verde o no.

Gabriel Díaz Leyva, vicepresidente de Supervisión de Banca de Desarrollo y Finanzas Populares de la CNBV, detalló que, en contraparte, alrededor de 120 socaps, aunque tarde, ya entregaron sus expedientes al Comité de Supervisión para que los analice, pero falta ese medio centenar.

Es urgentísimo que los presenten, porque en principio están bien calificadas, pareciera que sí van a lograr ser autorizadas , expuso.

Reconoció que, dado que las socaps sí se retrasaron en la entrega de sus expedientes al Comité de Supervisión, ahora esta entidad cuenta con una carga importante de trabajo, ya que debe dictaminarlos todos antes de enviarlos a la comisión para su posible autorización; sin embargo, aunque presionado, afirmó que todavía hay margen para que el comité presente la mayor parte y nos la presente tal como marca la ley .

Díaz Leyva comentó que hasta ahora, la CNBV sólo ha recibido cinco expedientes de socaps ya dictaminados por el Comité de Supervisión, pero afirmó que, pese a ello, el proceso de regularización del sector va bien.

Esperamos en las próximas semanas que vayan llegando paquetes por lo menos de ese orden de magnitud, para también nosotros ir avanzando y sacar algunas autorizaciones a lo largo del año , refirió.

Las socaps tienen hasta el 31 de diciembre de este año para solicitar autorización a la CNBV para seguir con sus operaciones como tales a partir del primero de enero del 2013. Antes, ya deben ir dictaminadas por el Comité de Supervisión.

A la fecha, sólo hay autorizadas 69 cooperativas de las casi 600 registradas; no obstante, 270 de éstas son de nivel básico y por lo tanto no necesitan permiso para funcionar; cerca de 70 definitivamente ya no operarán, y el resto son las que siguen en proceso de revisión.

Nos urge ya en el sector cooperativo no tener entidades en el limbo, en la prórroga. Que estén las que tengan que estar, las que estén autorizadas, y las que no, pues que simplemente no pertenezcan al sector , comentó el vicepresidente de la CNBV.

eduardo.juarez@eleconomista.mx