Cada vez son más las grandes empresas que se suman a aceptar cobros a través de la plataforma CoDi, del Banco de México (Banxico), que tiene como fin impulsar los pagos desde el teléfono celular a través de la lectura de códigos Quick Response (QR), y con ello contribuir a la disminución del uso del efectivo.

Fue la cadena de tiendas Soriana la que más recientemente se sumó a esta iniciativa, aunque, de acuerdo con información oficial de codi.org.mx, otras tiendas similares que ya aceptan cobros de este tipo son La Comer y Chedraui. En las unidades Coppel también ya se puede pagar con dicha herramienta digital.

Pero no sólo de estos giros hay grandes empresas que se han adherido a CoDi. Farmacias del Ahorro, por ejemplo, es otro negocio que ya opera esta forma de pago; lo mismo que Pepsico, que ofrece esta alternativa a todas las llamadas “tienditas de la esquina” a las que provee.

En la parte de telecomunicaciones, los clientes de Telmex y de Telcel, ya pueden realizar el pago de estos servicios con CoDi.

De acuerdo con información de Banxico, al 29 de agosto, casi dos años después del inicio oficial de CoDi, había 10.3 millones de cuentas validadas.

En lo referente a las operaciones se han realizado 2.8 millones por un monto total de 2,282 millones de pesos, con una transacción promedio de 807 pesos.

Si bien en materia de enrolamiento de cuentas ya se ve un avance, en lo referente a las transacciones hay un rezago importante respecto a lo proyectado originalmente.

Un análisis de la Condusef refiere que este uso, aún limitado, obedece a la falta de una promoción decidida entre usuarios, pero sobre todo “porque hasta ahora hay muy pocos comercios y servicios que han implementado esta aplicación para que su clientela pueda pagar”.

eduardo.juarez@eleconomista.mx