Los defraudadores no descansan y aprovechan cualquier oportunidad para sorprendernos. Se estima que los fraudes cibernéticos pasaron de 47% en 2017 al 70% en 2021, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF). Por si fuera poco, el monto reclamado de los fraudes cibernéticos alcanzó los $6,532 mdp; y únicamente el 41% y 84 de cada 100 fraudes se resolvieron a favor del usuario.

En el caso de los fraudes tradicionales, estos pasaron de 53% en 2017 a 30% en 2021, y ocurrieron principalmente en terminales punto de venta, comercio por teléfono, cajeros automáticos y sucursales; dejando un monto reclamado de $4,310 mdp; y tan solo el 21% y 47 de cada 100 fraudes resueltos a favor del usuario.

Afortunadamente, existen maneras sencillas pero eficaces de mantenernos protegidos, tanto de los delincuentes —quienes utilizan medios como el teléfono para intentar engañarnos—, como de los ciberdelincuentes —que acostumbran enviar mensajes sospechosos—. Sigue estas recomendaciones que nos comparten especialistas de HSBC y ¡protégete del fraude!

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.