Toronto.- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, no asistirá a la cumbre del G-20 en Toronto este fin de semana y permanecerá en su país para lidiar con las consecuencias de las severas inundaciones en el noreste de Brasil, que acabaron con la vida de 51 personas.

El noreste del país tiene una importancia estratégica para el Gobierno de Lula en la campaña para las elecciones presidenciales de octubre, para las que el popular mandatario apoya a su ex jefa de Gabinete, Dilma Rousseff.

"No quiere estar lejos de Brasil en este momento difícil", declaró una fuente de la delegación de Brasil en la cumbre de las 20 principales economías desarrolladas y emergentes.

El Gobierno brasileño confirmó oficialmente que Lula no participará del encuentro.

La fuente brasileña dijo que Lula quedó impactado por la destrucción que vio cuando sobrevoló las áreas inundadas el jueves.

El popular líder es oriundo del estado de Pernambuco, uno de los afectados por las fuertes lluvias, junto al estado de Alagoas.

El G-20 se reunirá el sábado y el domingo para buscar consenso respecto a qué tan pronto reducir los déficits gubernamentales y para discutir cómo fortalecer a los bancos de mejor manera para que puedan soportar cualquier nueva crisis y cómo armonizar las reformas a la regulación financiera.

Brasil es una de las potencias en alza entre las economías emergentes que han ayudado a encabezar una recuperación global de la recesión.

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, representará a Brasil en la cumbre.

Las inundaciones en los estados de Alagoas y Pernambuco han acabado con la vida de al menos 51 personas y han devastado muchas ciudades.

El estado de Alagoas dijo inicialmente que había alrededor de 600 desaparecidos, pero el viernes había revisado esa cifra a 76 personas.

El G-20 agrupa a las mayores economías del mundo y cubre a dos tercios de la población mundial.

Incluye a Australia, Argentina, Brasil, Indonesia, Japón, México, Rusia, Corea, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía y China, además de grandes economías europeas, Estados Unidos y Canadá.