La especialización de la banca en México cambió el modo en que los bancos pequeños compiten contra los siete más grandes, pues con ello reducen el costo operativo y mejoran sus productos.

La reciente creación del banco Agrofinanzas es un reflejo de que la especialización es la apuesta de los nuevos competidores del sector bancario, en este caso, de los agronegocios, dadas las necesidades y características de este sector.

Como banco de nicho, Agrofinanzas seguirá enfocado en atender el financiamiento al sector del campo, aunque ahora reforzará también el otorgamiento de crédito a empresas pequeñas y a productores de bajos ingresos.

Atiende a productores de trigo, maíz, sorgo, frijol, café, algodón, caña de azúcar y acuicultura, por mencionar sólo algunos.

Su modelo de negocios hasta ahora se basa en el uso de la infraestructura de terceros. No se invierte en activos fijos, lo que les permite dar tasas de interés competitivas.

Dentro del mismo segmento de negocios se encuentran Banco del Bajío y Banco Ve por Más (BX+), ambos aprovechando la distribución de garantías de la banca de desarrollo, principalmente de FIRA.

Debido a que FIRA es un organismo dedicado a la banca de segundo piso para créditos al campo perteneciente al Banco de México, éste distribuye los créditos a través de los bancos especializados y por medio de garantías de crédito, lo que permite disminuir los riesgos a las instituciones bancarias. De enero a junio del 2012, FIRA distribuyó 72,000 millones de pesos de créditos al agro, lo que significó un incremento de 20% anualizado.

Para Abraham Vergara Contreras, académico de la Universidad Iberoamericana, los bancos especializados tienen la ventaja de estar más adaptados a las necesidades de sus clientes, ya que tienen todo su modelo de negocios orientado a un sector específico. Poder atender de forma más precisa los requerimientos de un cliente los lleva a competir contra los más grandes, sin tener que dar toda la gama de servicios de un banco comercial , dijo el especialista.

Estados y municipios

  • El crédito a los estados y municipios es un segmento del negocio bancario en el que todos los bancos buscan participar, puesto que el riesgo se reduce al estar garantizados por las participaciones federales a las entidades.

  • A mitad del 2011, el estado de Coahuila se declaró en quiebra con una deuda que superaba los 35,000 millones de pesos, lo que generó cierta inquietud por este tipo de financiamiento. No obstante, los bancos siguen observando una baja penetración en el crédito a los estados, de alrededor de 2% del PIB total de las entidades.

  • A pesar de que Banco intera-?cciones fue el principal afectado por la reestructuración de la deuda de Coahuila, donde 22% de la cartera total del banco está destinada a este crédito, el banco logró mantenerse como uno de los principales operadores de crédito a las entidades estatales en el 2012.

Pymes

  • En este momento todos los bancos están participando en el segmento del crédito a las pymes; sin embargo, las instituciones especializadas más tradicionales, como Multiva, Afirme y Mifel, están siendo un factor que está cambiando la oferta de crédito de los bancos.

  • Uno de los principales detonantes del crecimiento del crédito en este segmento son los apoyos a la banca de desarrollo, como Nafin y Bancomext, los cuales a través de garantías disminuyen el riesgo del crédito, principalmente para los bancos pequeños.

  • "Los bancos especializados en las pymes están siendo más competitivos en el sector, porque participan en un segmento del mercado que está muy poco atendido y donde los grandes bancos apenas están volteando a ellos , dijo Vergara.

Operaciones ?con divisas

  • Otros segmentos del negocio bancario que han sido más explotados es el de los especializados en operaciones con divisas, como Monex, CI Banco y BASE, donde se reportaron crecimientos de sus utilidades arriba de 40% en la primera mitad del año.

  • Mientras que los bancos de inversión, como Actinver, Invex y los extranjeros UBS y Credit Suisse, tienen su propia dinámica desde hace varios años, los cuales compiten en servicio con los grandes corporativos y sus fondos de inversión, como lo es BBVA Bancomer y Banamex.

  • Un estudio del Instituto Mexi-?cano para la Competitividad (Imco) reveló que el sector bancario es muy pequeño, en relación con el tamaño de su economía, pues 80% de los activos se concentra en el llamado G-7, por lo que en un estudio propone la planeación de un nuevo sistema bancario con más participantes.

ehuerfano@eleconomista.com.mx