Debido a la desaceleración de la economía y a una mayor competencia en el sector, los bancos extranjeros en México se están especializando en diversos segmentos del negocio, a pesar de mantener un perfil de banca múltiple.

BBVA Bancomer, el banco más grande en activos del sector bancario mexicano, ofrece distintos servicios financieros; sin embargo, posee 31% del mercado de crédito al consumo, el cual incluye el otorgado a través de la tarjeta de crédito y el financiamiento automotriz.

Banamex, filial mexicana de Citigroup, es el segundo banco más grande del sistema en México, también está orientado al consumo; sin embargo, se especializó en otorgar tarjetas de crédito, donde tiene 31% del mercado, y es el segundo después de BBVA, que tiene 35% de este mercado.

De acuerdo con una encuesta realizada por el área de Consultoría Bancaria de la empresa IBM a ejecutivos de 40 bancos en todo el mundo, uno de los temas que más atención capta de parte de los directivos del sector es la disminución de los costos y la competencia.

El documento menciona que en la medida en que se especialicen los grandes bancos y se acerquen más al cliente a través de nuevas plataformas, podrán tener más solidez ante la competencia de los bancos pequeños especializados .

El segundo banco español con más presencia en México, Santander, dejó de estar presente en el crédito al consumo desde el 2007, después de que se diera en todo el sector un fuerte incremento en la morosidad con tarjetas de crédito.

En los últimos dos años, el banco ha regresado al crédito al consumo; no obstante, se ha desarrollado en otros segmentos del negocio, principalmente en el crédito hipotecario y a las pymes, donde tiene el segundo lugar del mercado en el financiamiento a la vivienda, seguido de Scotiabank; ambos, orientados al segmento de vivienda media y residencial.

Alejandro García, director de Análisis del Sector Financiero de Fitch en México, comentó que debido a que la demanda de crédito al consumo se desacelerará los bancos serán más cuidadosos para otorgar crédito y voltearán a las empresas. Bancos como HSBC México, Banamex y Santander dirigieron sus esfuerzos hacia este segmento del mercado.