Nueva York.- La comisión investigadora de la crisis financiera citó a Goldman Sachs Group después de que el banco inundara al panel con 2,500 millones de páginas en registros, incrementando la tensión en la relación de la firma con el Gobierno estadounidense.

El vicepresidente de la Comisión de Investigación de Crisis Financiera (FCIC, por su sigla original), Bill Thomas, dijo el lunes a la noche que Goldman, conociendo de los limitados recursos del panel, había puesto al personal a buscar una aguja en un pajar.

"Esperábamos que ellos nos entregaran la aguja", dijo Thomas. La FCIC dijo que había citado a Goldman para el viernes.

La firma de Wall Street entregó cinco terabytes de registros, cada uno conteniendo 500 millones de páginas de registros digitalizados, dijo en una rueda de prensa el presidente de la FCIC, Phil Angelides.

La comisión calificó la respuesta de Goldman como "extrema". Angelides y Thomas dijeron que otros bancos habían recibido y cumplido solicitudes similares del FCIC.

El portavoz de Goldman, Samuel Robinson, dijo mediante un comunicado que "hemos estados y seguimos estando comprometidos en entregarle al FCIC la información que han solicitado".