El último estímulo de la Reserva Federal (Fed), es necesario para lidiar con la debilidad de la economía y no representa riesgos sobre la inflación, dijo el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart.

El funcionario declaró que espera ver efectos positivos de las compras mensuales por 40,000 millones de dólares en bonos hipotecarios que realizará la Fed en los próximos meses y señaló que el programa debería ser revisado a fin de año.

"Simplemente llegué a la conclusión sobre una base neta de que el plan ayudaría a la economía", dijo Lockhart a la prensa tras un discurso sobre desarrollo de la fuerza laboral.

"Los riesgos potenciales asociados a eso no son tan severos y fueron y serán manejables en el futuro", agregó.

MEDIDAS FUNCIONAN

La decisión de la Fed de comprar grandes cantidades de valores respaldados por hipotecas ya está mostrando un efecto positivo en las tasas hipotecarias en general, dijo el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren.

En un discurso ante la cámara de comercio de Boston en Quincy, dijo que la economía estadounidense estaba claramente en mejor forma que sus pares desarrollados, pero que aún no era lo suficientemente fuerte como para reducir más rápido la tasa de desempleo.