Lloyds Banking Group espera escoger para fines de este año un comprador para 600 de sus sucursales, pese a que podría recibir este año una orden para vender una mayor cantidad de oficinas.

"Estamos contactando a potenciales compradores", dijo el presidente ejecutivo, Antonio Horta-Osorio, en la reunión general anual del banco.

El presidente, Win Bischoff, señaló que la venta de las 600 sucursales demandada por los reguladores de la Unión Europea está progresando, pese a que la gubernamental Comisión Bancaria Independiente del Reino Unido sugirió en un reporte provisorio el mes pasado que Lloyds podría tener que vender cientos de sucursales más para impulsar la competencia.

Lloyds ha dicho que la recomendación podría retrasar o complicar su programa de ventas de sucursales, aunque la comisión no tiene previsto hacer sus recomendaciones definitivas hasta septiembre.

La venta de las 600 sucursales, apodada "Proyecto Verde", podría interesar a Virgin Money, el brazo financiero de Tesco, al nuevo banco NBNK y otros prestamistas extranjeros como National Australia Bank, según analistas.

"El banco está avanzando con el Proyecto Verde a toda velocidad y esperamos identificar a un potencial comprador para fines del 2011", dijo Bischoff.

Bischoff hizo las declaraciones en el inicio de una reunión anual en la que él y otros directores enfrentan cuestionamientos por los millonarios pagos compensatorios que realizará debido a ventas irregulares de seguros, así como por pagos a los ejecutivos.

Lloyds, que pertenece en 41% al estado, asumió recientemente un cargo de 3,200 millones de libras para cubrir compensaciones por esa ventas irregulares de seguros.

RDS