Washington.- El Senado votó el miércoles a favor de que la Reserva Federal (banco central) limite las comisiones que los comercios deben pagar a los bancos cada vez que un usuario utiliza una tarjeta de débito, lo que da a los establecimientos minoristas una victoria sobre los grupos financieros en una batalla que involucra ingresos por miles de millones de dólares.

Los senadores que apoyaban el esfuerzo de las instituciones financieras por rechazar la propuesta se quedaron a seis votos de los 60 necesarios para prevalecer. La votación fue de 54-45.

El resultado representó un triunfo para el senador Richard Durbin, segundo en la jerarquía demócrata, que había promovido una disposición en la ley de reforma financiera del año pasado que requería que la Reserva ofreciera un plan para limitar las comisiones.

Esos cargos promedian actualmente 44 centavos por transacción y significan 16,000 millones de dólares anuales para los bancos y las compañías de tarjetas de crédito, según datos de la Reserva.

El banco central ha propuesto limitar esas comisiones a un máximo de 12 centavos por transacción. Por ley, un fallo definitivo debe entrar en vigencia el 21 de julio. Aunque todavía podría ser modificado, pocos anticipan que diferirá demasiado de la propuesta actual.

Treinta y cinco demócratas y 19 republicanos votaron en favor de demorar el plan de la Reserva. En cambio, a favor de que la regla entrara en efecto votaron 32 demócratas, 12 republicanos y un demócrata de inclinación independiente. El senador independiente Joseph Lieberman no votó.

La votación fue la culminación de una larga puja entre los cabilderos del sector bancario y los comercios.

apr