A raíz de la reforma fiscal que entró en vigor en enero del 2014, el número y el uso de tarjetas de crédito en el mercado mexicano tuvo una baja gradual. El temor de las personas a ser fiscalizadas por ese medio, según especialistas, inhibió su uso; sin embargo, cifras del Banco de México (Banxico) refieren que a junio pasado, este producto mostraba ya una ligera recuperación.

El director general de Banamex, Ernesto Torres Cantú, apuntaba recientemente que aunque el número y uso de tarjetas sí se había reducido, el saldo iba en aumento, por lo que descartaba que fuera el ocaso de los plásticos como medio de financiamiento. Otro de los motivos que han dado los banqueros para justificar la baja en el producto es la elección, por parte del usuario, de otros créditos de consumo como los personales y de nómina.

Los Indicadores básicos de tarjeta de crédito del Banxico refieren que mientras en junio del 2014 el número de tarjetas era de 16 millones 96,798, a junio del 2015 (sus cifras más recientes) ascendieron a 16 millones 251,894.

Aunque en diciembre del 2014, el número de tarjetas tuvo un repunte a 16 millones 141,336 plásticos, a partir de ahí mostró nuevamente un descenso. A abril del 2015, la cifra era de 16 millones 111,453, pero a junio pasado ya ascendía a 16 millones 251,894.

Durante el periodo (junio del 2014 contra junio del 2015), el número de tarjetas que cumplió con las características para ser incluidas en este reporte se incrementó 1.0% , refiere el Banxico en su reporte. Se espera que este fin de año, el plástico como fuente de financiamiento tenga un mayor uso, donde la campaña de consumo denominada el Buen Fin habría favorecido.

De acuerdo con el reporte del Banxico, el saldo de las tarjetas que incluyó en el documento aumentó también 1.5% en términos reales durante el periodo, al pasar de 245,460 millones de pesos a 256,271 millones.

Por banco, BBVA Bancomer sigue a la cabeza en el número de tarjetas con 4 millones 443,322, aunque con una baja con respecto a los 4 millones 727,330 que tenía en junio del 2014. Esto, han explicado directivos de la institución, se debe a que dejaron de operar las tarjetas de Walmart. En cuanto al saldo, éste también bajó de 74,304 millones de pesos a 72,670 millones en el banco de origen español.

Banamex también redujo su número de plásticos de 4 millones 360,670 a 4 millones 312,837, pero su saldo pasó de 75,836 millones de pesos a 80,664 millones. Ernesto Torres ha dicho recientemente que en un año este banco de capital estadounidense ha logrado colocar 1 millón de plásticos en un año.

Santander, por su parte, creció su número de tarjetas de 2 millones 221,009 a 2 millones 352,737, y el saldo de éstas se incrementó de 38,557 millones a 40,171 millones de junio del 2014 a junio del 2015.

En tanto, Banorte-Ixe Tarjetas incrementó el número de plásticos de 1 millón 32,155 a 1 millón 161,796, mientras que el saldo creció de 17,366 millones de pesos a 20,868 millones.

Por su parte, BanCoppel, otro de los principales emisores de tarjetas por su negocio de banco-tienda, respecto del número de plásticos repuntó de 1 millón 31,642 a 1 millón 135,422, y el saldo de 4,686 millones de pesos a 5,804 millones.

La información del Banxico refiere que de junio del 2014 a junio del 2015, la tasa de interés promedio en tarjetas de crédito se redujo de 25 a 23.4 por ciento.

[email protected]