Las empresas no sólo deberán preocuparse por cumplir con las disposiciones fiscales que estarán vigentes este año, sino también por la carga administrativa y económica que representará la aplicación de la nueva ley antilavado, advirtieron especialistas.

Durante el seminario fiscal organizado por la Canaco, dijeron que mientras el gobierno federal intentará dar atole con el dedo con el programa de condonación de adeudos fiscales, gobiernos locales que seguirán endeudándose de manera importante, pues optaron por premiar a los causantes incumplidos. Alertaron que el pago del Predial subirá de manera importante en el Distrito Federal ante la actualización del catastro. Los asistentes al seminario manifestaron su molestia porque no se actúa para combatir la informalidad y se recarga la recaudación en los cautivos.

El especialista Juan Manuel González aseguró que con la nueva ley para identificar operaciones con recursos de procedencia ilícita, a los particulares se les viene una carga administrativa fuerte que se verá reflejada en su bolsillo. Acusó que a pesar de que la nueva ley se publicó hace unos meses y falta emitir el reglamento, hay mucho desconocimiento, por lo que deberíamos estar más preocupados. Consideró que a la ley le faltó incluir muchas actividades que podrían ser vulnerables como la compraventa de franquicias y las operaciones en las transferencias de jugadores de los equipos de futbol.

Sergio Santinelli, integrante del comité fiscal de la Canaco, explicó que no todos los contribuyentes tendrán el beneficio del perdón fiscal. Se excluye a los pintores y escultores que cumplen sus obligaciones fiscales con sus obras de arte, ya que no se permite el pago en especie. Por el lado de los estímulos, destacó que por primera vez se limita el derecho a acreditar el IEPS que se traslada en el diésel y gasolinas. Alertó que en la deducibilidad de vehículos usados adquiridos por personas físicas sin actividad empresarial o servicios profesionales se deberá tener por escrito el contrato de compraventa.

Germán Sánchez habló sobre el impacto del aumento de las cuotas y tarifas de las contribuciones y multas en los gobiernos locales como el Distrito Federal y el Estado de México. Mientras que por la reforma laboral se resentirá el impacto en el costo de las cuotas que se pagan al IMSS.

Sobre la facturación electrónica, recriminaron que los constantes cambios en esta materia han generado costos para hacer las modificaciones correspondientes.

[email protected]