Uno de los principales retos a corto plazo de las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) es buscar alternativas de fondeo ajenas a la banca comercial y de desarrollo, y una opción viable es hacerlo a través del mercado.

El presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom), Carlos Rahmane Sacal, destaca en entrevista que la banca de desarrollo da cierta capacidad de crecimiento y operación, pero son fondos que están etiquetados para ciertos programas y además fluyen lentamente.

A decir del propio funcionario, a diciembre del 2011 el fondeo de la banca de desarrollo hacia las sofomes era de alrededor de 14,000 millones de pesos.

Habrá los que estén cómodos trabajando con la banca de desarrollo y que se la puedan llevar ahí un buen rato, pero el que quiere crecer en este negocio tarde o temprano tendrá que fondearse en el mercado , expresa.

Rahmane Sacal agrega que ello además obliga a las sofomes a profesionalizarse, a ser transparentes y a tener una mayor regulación. Si metes deuda en el mercado, pues prácticamente ya estás regulado, entonces ésa es la tendencia natural, a eso tendrían que tirarle todos .Comenta que en la actualidad hay dos o tres asociados que ya han bursatilizado con emisión de deuda y que hasta el momento no han registrado ningún problema, por lo que la idea es que cada vez haya más instituciones de este tipo en el mercado bursátil.

Adelanta incluso que la sofom Exitus Capital, de la cual es Director, tiene proyectado emitir deuda a finales del presente año. Estamos hablando de alrededor de 500 millones de pesos en tres tramos diferentes , detalla.

Las sofomes tienen tres alternativas de fondeo: el capital de los socios, la banca comercial y de desarrollo, y el mercado.

La convención (de la Asofom) de septiembre es para eso: buscar alternativas de fondeo de varios caminos , concluye.

eduardo.juarez@eleconomista.mx