La Política Nacional de Vivienda provocará una depuración de empresas desarrolladoras de conjuntos habitacionales, aumentará la burocracia y complicará el trabajo de estas constructoras, según especialistas.

Para Flavio Torres Ramírez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), las nuevas políticas anunciadas este lunes por el gobierno federal afectarán a la industria porque se está redireccionando al sector.

Creo que el sector se va a depurar, sería ingenuo decir que no, se debe cernir con esta política pública (…) espero que sean pocas empresas, porque este tema afecta a grandes, pequeñas y medianas desarrolladoras, pero la mayoría tiene la capacidad de adaptarse , enfatizó.

De acuerdo con la nueva Política Nacional de Vivienda, se estableció un periodo de transición de 24 meses para que los empresarios modifiquen sus procesos y cumplan con los lineamientos establecidos en el plan, es decir que este 2013 las reglas de operación serán las mismas que en el 2012.

LOS CUATRO EJES

La Política Nacional de Vivienda contempla cuatro ejes: el primer punto se trata de una mayor y mejor coordinación interinstitucional, donde la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano sea la instancia coordinadora de la política de vivienda del país.

El segundo eje tiene que ver con un modelo de desarrollo urbano sustentable e inteligente, los créditos y subsidios del gobierno federal serán reorientados al fomento del crecimiento urbano ordenado.

El tercer punto se enfoca en reducir el rezago de vivienda. Busca impulsar más de 1 millón de acciones de lotificación, construcción, ampliación y mejora de hogares, en el campo y en las ciudades.

El cuarto eje busca procurar casas dignas para los mexicanos, en este punto establece que las viviendas financiadas o subsidiadas por el Estado tengan al menos dos habitaciones.

Para los analistas de Accival Banamex, la caída en las acciones de las constructoras en la Bolsa no tiene justificación, aunque cualquier transición representa riesgos para las constructoras, no existen razones para que hayan reaccionado negativamente.

Consideramos que la continuidad de las prioridades es importante y hay un fuerte énfasis en un periodo de transición para las constructoras de vivienda , informó Accival.

Sin embargo, para Accival, los temores de los inversionistas se centran en tres puntos: el primero son subsidios reducidos y reorientación de fondos a trabajadores no afiliados.

El segundo temor es el énfasis realizado en el desarrollo urbano sustentable, lo cual podría dejar obsoletos los actuales bancos regionales rurales y el tercer punto se trata de incertidumbre sobre la Secretaría de Desarrollo, Territorio y Urbano, un nuevo organismo de supervisión que podría aumentar la burocracia y dificultar la ejecución de las constructoras.

El equipo de análisis bursátil de Banorte-Ixe coincidió en que los cambios propuestos implicarán burocracia, mismos que tendrán incidencia sobre la velocidad del ciclo de trabajo de las constructoras de vivienda. Destaca que los pocos cambios propuestos en el programa nacional no fueron bien recibidos por el mercado.

Para este año se espera que la industria crezca 4% o más, debido a que en el 2012 el valor del sector cerró en 260,000 millones de pesos, lo que representó un crecimiento anual de 4.3 por ciento.

En tanto, Invex Grupo Financiero indicó que no se han dado noticias negativas para la industria de vivienda del país, por lo que la reacción que se tuvo en los mercados parece poco justificada.

Martín González, analista del grupo financiero, destacó que el mensaje, en la presentación del Plan Nacional de Vivienda del presidente, Enrique Peña Nieto, fue poco puntual con respecto a las estrategias a aplicar.

Lo que deja en evidencia el mensaje del Presidente es que podrían darse nuevos cambios para el sector, el cual aún no termina de absorber los efectos de las modificaciones hechas por la administración anterior que exigía mayor vivienda vertical, desarrollos sustentables y con acceso a fuentes de trabajo, entre otros requerimientos , comentó en un análisis.

Los nuevos lineamientos, que aún se desconocen, pueden ser una justificación más para que el sector siga presentando débiles resultados en ingresos y generación de flujos.

SE VIVE UN MOMENTO DIFÍCIL

Por otra parte, José Luis Romero Hicks, coordinador del Grupo de Apoyo a la Vivienda, enfatizó que en el sector hay oportunidad para realizar muchos cambios y consideró que una de las principales limitantes ha sido la falta de planeación y coordinación entre las instituciones de vivienda y los gobiernos.

El tema del suelo y la planeación urbana son dos de los temas más importantes para el sector vivienda. Lo que hemos visto es un crecimiento de las cuidades, donde prácticamente la autoridad municipal ha abandonado su rol de regulador , lo que ha hecho del suelo un factor muy complejo y caro .

Por el lado de la oferta, destacó el difícil momento por el que atraviesan los desarrolladores medianos de vivienda. Tan sólo en los últimos cuatro años han quebrado cerca de 500 desarrolladoras y esto debido a que se han venido desmantelando los créditos puente.

En números

  • 4.2% creció el sector de la vivienda en el 2012, pero se espera que este año su desarrollo sea de apenas 4 por ciento.
  • 24 meses es el tiempo que el Política Nacional de Vivienda da a los empresarios para modificar sus procesos.
  • 1 millón de acciones de lotificación, contrucción, ampliación y mejora de hogares se planean, tanto en el campo como en las ciudades.

valores@eleconomista.com.mx