Gabriela Ugarte, Directora de Soluciones Digitales en México y Centroamérica, de Mastercard, explicó que el estudio de la evolución de los medios de pago electrónicos en Latinoamérica confirmó que durante la pandemia el 62% de las personas redujeron el uso de efectivo, pues la crisis sanitaria aceleró el ritmo de adopción de los medios de pago electrónicos. Explicó así que los negocios se reinventaron y pusieron al cliente en el centro, recurrieron a la Inteligencia Artificial y a Machine Learning, además de abrir sus ventas en Internet. El comercio electrónico creció tres veces más que en el 2019, y se aceleró el uso de la tarjeta de débito, aseguró.

Ante esta adopción de medios electrónicos, el reto de Mastercard es hacer que los pagos sean invisibles y cien por ciento seguros, lo que realiza mediante el blindaje de sus tarjetas con herramientas de encriptación y tokenización.

Así mismo, Mastercard prevé elevar en el 2021 el nivel de seguridad de las compras en el mundo del comercio electrónico a través de un botón, es decir, una herramienta digital sencilla que devuelve al usuario el control de sus finanzas. Se trata de una herramienta fácil de usar con la cual la seguridad ya no será su preocupación.

Mastercard llevará esa innovación a las instituciones financieras, relacionadas con experiencias relevantes apegadas al estilo de vida de los usuarios de los medios de pago.

En este contexto de evolución electrónica, Mastercard posee todos los productos que demanda el consumidor, incluso para los clientes tradicionales, explicó Gabriela Ugarte, quien consideró que la crisis sanitaria generó una transformación del ecosistema financiero en México, en donde las Fintech juegan un papel de innovación trascendente.

En suma, las bases sobre las cuales funcionan los medios de pago en México se están transformando, y es ahí donde existe una oportunidad, porque se prevén sorpresas en términos de billeteras, botones de pago en Internet, entre otros, que revolucionarán la relación del usuario con sus medios financieros.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.