Para Citibanamex, filial del estadounidense Citigroup, quien gane la elección presidencial de julio debe tener un compromiso fuerte con la formalización de la economía.

Ernesto Torres Cantú, director general del grupo financiero, destaca que ello no sólo beneficiaría a los bancos, sino a todos los sectores de la población.

Otros compromisos que debe asumir la próxima administración son: el respeto a las instituciones, y el fortalecimiento del Estado de Derecho.

A esta entidad no le preocupan ni la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual confía en que se firme este año; ni la elección presidencial, pues de lo contrario, dice el banquero, la entidad no estaría invirtiendo 25,000 millones de pesos durante los siguientes años. 

— Estamos a final de sexenio. ¿Qué balance nos pudiera regalar de lo que se ha hecho en este sexenio en materia bancaria?

— La reforma financiera buscaba más crédito a menos tasa y eso se logró. El incremento que hemos tenido de crédito al sector privado con respecto del PIB también está llegando a los niveles más altos de los últimos años. Creo que es como debemos juzgar el éxito de la reforma financiera. Pero en adición a la financiera, las otras reformas apenas están comenzando a dar resultados, como es el caso de energía y telecomunicaciones. Esos son verdaderos avances, no de la administración del presidente Peña Nieto, sino de todo el sistema político y francamente de la sociedad. En términos de pendientes, claramente el Estado de Derecho, y de esto deriva la falta de seguridad, corrupción, ya es un reclamo de todos los mexicanos.

— ¿Qué esperan desde Citibanamex de la siguiente administración, sea quien gane?

— Nos interesa mucho que se tenga un compromiso con el respeto a las instituciones, que tanto trabajo nos ha costado construir, con la economía de mercado, en eso estamos absolutamente convencidos de que es la manera correcta de seguir creciendo; el Estado de Derecho, y particularmente, la formalización de la economía. No podemos seguir con  50-60% de la economía siendo informal. El costo que tiene para el país y para las personas que no están formalizadas es enormemente grande y no vamos a brincar a ser un país con mejores condiciones de vida si no somos un país donde la población está formalizada. Éste no es un beneficio para los bancos, va mucho más allá de la bancarización.

— Ha dicho que habrá volatilidad por la renegociación del TLCAN y las elecciones, pero ¿qué tanto, una vez que pase la elección?

El TLCAN se va a firmar, nosotros estamos convencidos de que eso va a suceder este año, y de que va a ser una negociación buena para los tres países. En el caso de las elecciones, lo que nos interesa muchísimo, independientemente de quién gane, es que se respeten estos principios (economía de mercado, Estado de Derecho y formalización de la economía) y que los candidatos se pronuncien a favor o en contra o cómo harían y cómo cumplirían con estos principios, para que la gente decida informada.

Hasta ahora no han empezado las campañas. Tiene que llegar un momento en el cual se aterricen y si —independientemente de quién gane— va por la línea que te estoy comentando, no va a haber ningún problema.

— Desde su casa matriz, ¿cuáles son los riesgos que ven?

— Estamos presentes en más de 90 países, podemos escoger invertir en cualquiera de ellos. ¿Por qué escogimos México? porque creemos que lo que viene para el país en términos de los fundamentales de la economía es muy bueno: el bono demográfico, el crecimiento de la clase media, el nivel educativo que cada vez mejora. La verdadera fortaleza que tiene el país en manufactura y ya no de maquila, la maquila ya es lo menos. Esas cuestiones que cuesta mucho trabajo construir no desaparecen de la noche a la mañana; al contrario, siguen potenciando y siguen mejorando y siguen creciendo. Entonces eso es lo que vemos cuando vemos México, y de ahí nuestra confianza en el mediano y largo plazo va a seguir siendo una extraordinaria inversión, porque va a seguir mejorando la calidad de vida de los mexicanos. 

— ¿Cómo estaba el banco al inicio del sexenio y cómo está ahora?

— Si lo veo un poco hacia atrás y ahora, ahora estamos concentrados en entregar la mejor experiencia bancaria a nuestros clientes. Verdaderamente de una manera obsesiva, pensando y cumpliendo con ese objetivo. Me da mucho gusto que ya estemos en primer lugar entre los principales bancos en los índices de servicio, pero no es ni donde nosotros queremos estar ni donde nuestros clientes quieren que estemos. Es una mejora que va continuar de una manera obsesiva.

— ¿En dónde quieren estar? ¿Les preocupa que ya estén otros dos bancos peleando el segundo lugar?

Los crecimientos que tuvimos el año pasado son los mejores del banco en prácticamente todos los rubros y eso me da muchísimo gusto porque refleja la preferencia de nuestros clientes, y vamos a continuar ganando participación de mercado pero, otra vez, el ganar participación de mercado es consecuencia de ganarte la confianza, que ya la tenemos, de nuestros clientes, pero de otorgar la mejor experiencia bancaria. Como consecuencia de eso vas a decidir darme más negocio, no es una obsesión con el tamaño, es que simplemente el tamaño sea consecuencia de otorgarte el mejor servicio, y entonces tomar la decisión de hacer más banca con nosotros.

— Hace mucho énfasis en una mejor experiencia del cliente, pero las quejas recurrentes hacen pensar que la banca es uno de los sectores no tan queridos. ¿Cómo hacer para que esto se revierta?

— A eso me refiero cuando te digo que qué bueno que somos el primer lugar, pero todavía estamos lejos de donde nuestros clientes quieren que estemos, y donde nosotros mismos queremos estar.

Para que eso continúe mejorando, la tecnología va a jugar un papel cada vez más importante, que sea tener una experiencia con nosotros que sea verdaderamente omnicanal, no como ahorita.

— Están las fintech. ¿Las ven como competencia y como complemento?

— La fintech más importante de México se llama Transfer de Citibanamex, tenemos 7 millones de clientes. Somos responsables directamente de 40% de todo lo que se ha bancarizado en los últimos años. Entonces las fintech las vemos como una gran complementariedad para dar un extraordinario servicio a nuestros clientes, no lo veo como competencia y estamos trabajando mucho con varias fintech para poder integrar sus servicios a los que otorga el banco, y dar una mejor experiencia.