De enero a octubre del 2014, la cartera de la sociedad financiera popular (sofipo) Ficrea, que en la actualidad se encuentra intervenida gerencialmente por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) por presuntas irregularidades, pasó de 2,330 millones a 6,292 millones de pesos, lo que implica un crecimiento de casi 4,000 millones de pesos, revela el último informe del interventor gerencial, Federico López Cárdenas.

El informe, dado a conocer el viernes pasado, detalla que los activos de Ficrea a octubre del 2014 ascienden a 7,071 millones de pesos, de los cuales 89% corresponde a la cartera de crédito y 7.3% a disponibilidades e inversiones en valores.

La cartera se compone fundamentalmente de tres tipos de productos, el principal que es el denominado Ficapital, que se encuentra vinculado a operaciones de arrendamiento concertadas a través de la empresa Leadman Trade, con un valor cercano a los 5,900 millones de pesos y representa 94% de la cartera total , explica el informe.

Debido a esta concentración de 94% del producto ligado a Leadman Trade, la generación de esta cartera se hizo a través de una mecánica que ocultaba el destino de los recursos, ya que esta última empresa es una figura jurídica que no era supervisada ni regulada por la CNBV.

Debido a esto -explica el informe- era imposible que la autoridad pudiera verificar el comportamiento crediticio de la cartera. Es decir, no existía una contabilidad adecuada en la sofipo y tampoco se podía determinar el riesgo crediticio.

Dentro de los problemas fundamentales que ha detectado el interventor en esta sofipo desde que fue intervenida (el pasado 7 de noviembre) en relación con la operación de los créditos de Ficapital se ha encontrado que los acreditados firmaban dos documentos: un crédito simple con Ficrea y un contrato de arrendamiento puro con Leadman, incurriendo en un doble adeudo.

Adicionalmente, los acreditados de Ficrea firmaban una carta de instrucción para que los recursos de su crédito fueran depositados a Leadman, bajo la justificación de que mantenían relaciones comerciales o de proveeduría con la misma , agrega el documento.

Estas irregularidades -detalla el reporte- han generado un déficit de estimaciones preventivas de crédito en Ficrea; sin embargo, el interventor se encuentra determinando las implicaciones legales de esto.

Respecto de los pasivos de Ficrea, el interventor informa que al cierre de octubre último, éstos ascienden a 6,362 millones de pesos. A finales de octubre, la sofipo contaba con 6,469 clientes con un monto acumulado de 6,234 millones de pesos y 15% de estos ahorradores tenía depósitos superiores a 1 millón de pesos y concentraban 72% de la sociedad.

El pasado 7 de noviembre, la autoridad intervino gerencialmente a la segunda sofipo más grande del país por presuntos malos manejos que podrían desencadenar en lavado de dinero; no obstante, todavía no se da una resolución final de lo que pasará con esta entidad financiera que ofrecía atractivos rendimientos a sus clientes.

Ahorradores conocerán su situación antes de fin de año

Luego de una reunión el pasado viernes de casi siete horas entre autoridades y un grupo de ahorradores de la sociedad financiera popular (sofipo) Ficrea, se acordó que antes de finalizar el 2014 se dará a conocer el informe a detalle de la financiera, con el fin de que los clientes tengan una panorama de la situación actual de la entidad que les dé certeza sobre el destino de sus recursos.

Se acuerda que antes de que concluya el presente mes, las autoridades, con el objetivo de salvaguardar los recursos (capital más intereses) de los ahorradores, informarán de una solución definitiva , expresó Enrique Gracia, vocero de los clientes de Ficrea.

Los más de 400 ahorradores que se instalaron a las afueras de las oficinas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), con la esperanza de conocer una resolución definitiva sobre el futuro de la sofipo y sus recursos, se mostraron poco satisfechos por la resolución y argumentaron que la autoridad incumplió con los acuerdos que se acordaron el pasado 26 de noviembre donde se estableció que el 3 de diciembre se daría a conocer dicho informe.

La próxima reunión será el próximo 12 de diciembre.