La Asociación de Bancos de México (ABM) ha reconocido que la economía local atraviesa por una desaceleración. Sin embargo, indica que está lista y robusta para seguir con el otorgamiento del crédito a los diferentes sectores productivos.

De hecho, como lo anunció la noche del pasado martes ante el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, tiene listos 500,000 millones de pesos para prestar a los diferentes segmentos en los siguientes años. Eso sí, aclara, cuidando como hasta ahora la originación y el proceso de crédito para no caer en una situación de deterioro del portafolio.

“Dada la situación que tiene la banca, con los índices de capitalización, liquidez, de cartera vencida y cobertura, tenemos una situación de robustez para poder crecer la cartera considerablemente, y por ello la diferencia entre lo que captamos y lo que prestamos, son 500,000 millones de pesos que tiene la banca disponible”, dijo este miércoles Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM.

En conferencia de prensa en el marco de la reunión bimestral del comité de asociados, el banquero explicó que la banca en su conjunto puede abarcar todos los sectores de la economía, como son: desarrollo de infraestructura, sector energético, apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes); crédito hipotecario en cofinanciamiento con el Infonavit; el sector agropecuario; bienes de consumo y grandes empresas.

De hecho, detalló que este año, de manera conjunta con Nacional Financiera (Nafin) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), 112,000 millones de esos 500,000 millones de pesos se canalizarán a los diferentes sectores a través de garantías.

“No se pueden colocar de la noche a la mañana 500,000 millones de pesos, tenemos 112,000 millones en el convenio con Nafin-Bancomext para este año, y creemos que podemos seguir creciendo la cartera si empujamos estos programas y seguimos promoviendo el crédito al ritmo que ha venido creciendo, más o menos entre 8 y 10% (...) Tenemos que ser igual de prudentes e inteligentes en cómo lo colocamos para poder recuperarlo”, enfatizó.

Enrique Zorrilla, vicepresidente de la ABM, comentó por su parte que el anuncio de 500,000 millones que tiene la banca para prestar en los siguientes años habla de la capacidad de reaccionar ante expectativas de inversión y de otorgamiento de crédito.

“Hemos mencionado que hoy la banca claramente sería un ingrediente de cualquier receta de crecimiento y expansión. Evidentemente, atrás de esto están justamente los proyectos, las iniciativas, las propuestas de inversión, de crecimiento, y en ese contexto lo importante es, dado eso, que es el seguimiento a las empresas y las familias, la banca está lista”, puntualizó.

Luis Niño de Rivera añadió que una parte relevante de lo que va a pasar en la economía es la ratificación, en septiembre, del T-MEC: “Si se ratifica vamos a tener un panorama totalmente distinto”.

Situación económica no se ha reflejado en el crédito

Por otra parte, el presidente de la ABM aclaró que aunque hay desaceleración de la economía, esto no había impactado al crédito en general que otorga la banca, al menos hasta mayo pasado.

Luis Niño explicó que aunque hay desaceleración, ello no se ha visto reflejado en la cartera de crédito de la banca. Además, dijo, no se está viendo un fenómeno de pérdidas para la banca: “Hay sectores de la economía que crecen y otros no”.

El líder de los banqueros detalló que a mayo, el crédito al sector privado había aumentado 10% a  4.6 billones de pesos.

En empresas, puntualizó, el alza fue de 11%, lo mismo que en vivienda, mientras que en consumo fue de 6 por ciento. Es en el sector de mipymes, donde el crecimiento a mayo fue marginal con apenas 1 por ciento.

Luis Niño destacó que la banca mantiene una buena calidad de cartera con apenas 2.5% de morosidad, cifra inferior a 2.6% de mayo del 2018.