A poco más de un año que surgió la propuesta legislativa de obligar a los bancos a eliminar ciertas comisiones que cobran, el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, destacó que en este tema se ha mantenido un diálogo abierto y constructivo con las autoridades, y se ha avanzado en la depuración de comisiones.

En reunión con representantes de medios de comunicación, el banquero destacó que, de manera conjunta con el Banco de México (Banxico), ya se ha eliminado una cantidad enorme de comisiones, en primer lugar, algunas que ya existían pero que no se cobraban, y otras en las que se han homologado conceptos.

Aunado a ello, comentó que la banca está trabajando en una oferta cada vez mayor a través de canales digitales, medio por el cual no se cobran comisiones.

En este sentido, detalló que en breve, en lugar de tener miles de comisiones desde el gremio bancario, la cifra se reducirá a cientos en los diferentes servicios y productos bancarios.

La semana pasada, Citibanamex anunció que en los primeros meses del 2020, reducirá el número de comisiones que cobra de alrededor de 1,600 que hoy tiene registradas, a cerca de 140. 

En lo referente al cobro de comisiones que los bancos hacen en materia de envío y recepción de remesas, y que fue uno de los retos que les puso el presidente Andrés Manuel López Obrador en la pasada convención bancaria, Luis Niño explicó que en los últimos ocho años, se ha bajado el costo en este concepto en alrededor de 35%, y que de los países que integran el llamado G20, México es el país que menos cobra.

La solución no está sólo en sucursales

En cuanto a la petición que hizo el presidente de la República este lunes 9 de diciembre en el sentido de que se debe aumentar el número de sucursales, el presidente de la ABM aseguró que la solución para una mayor cobertura no está sólo en las sucursales, pues para ello la banca está haciendo otros esfuerzos como los corresponsales y los canales digitales.

Luis Niño de Rivera dijo que una sucursal tradicional de las que hoy tiene la banca, es muy costosa, pues implica temas de valor de la tierra, construcción, tecnología, telecomunicaciones, personal y seguridad, por lo que se han encontrado formas más accesibles con costos más reducidos para llegar a más población.

Refirió que a nivel mundial, se está rivalizando con el tema de los costos de las sucursales, y que no hay muchas instituciones que estén pensando en crecer el número de unidades físicas.

“Hoy desde la aplicación se puede ofrecer todo lo de la sucursal, menos entregar efectivo, y eso permite, a costos bajos, atender a la población, pero para ello necesitamos telecomunicaciones de calidad”, expuso.

kg