La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) trabaja para el desarrollo de un esquema internacional de defensa de derechos de personas físicas y morales, el cual proteja la correcta fiscalización, sobre todo en temas del pago de impuestos por manejo de dinero a nivel internacional, informó Diana Bernal, titular del ombudsman fiscal.

Al destacar las principales metas que tendrá este organismo en el 2017, la representante de la Prodecon consideró que si existe todo un plan global para que las personas morales y físicas que tienen dinero en el extranjero paguen sus impuestos correctamente (como lo es FATCA y los acuerdos del BEPS), también es necesario una figura internacional que respalde los derechos de los pagadores de impuestos.

En un tiempo en donde la globalización ya es una realidad, los países están diseñando esquemas para que las personas y las empresas paguen correctamente sus impuestos; se está generando una especie de tributación global y frente a esto nosotros consideramos que también debe existir un patrón, un protocolo o un esquema global de defensa de derechos , admitió la procuradora de la Defensa del Contribuyente.

Reiteró que es necesario establecer los estándares mínimos que los países tienen que otorgar a las personas físicas o morales para que éstas puedan defender sus derechos en un tema de fiscalización global.

La procuradora detalló que hay muchos convocantes para la creación de este tema, entre ellos la Prodecon. Sin embargo, es Nina Olson, abogada del contribuyente de Estados Unidos, quien lleva la batuta de la propuesta de crear este nuevo esquema.

Cabe destacar que el ombudsman fiscal ya ha llevado acciones para que la defensa de los contribuyentes cruce las líneas fronterizas, pues en noviembre del 2014 firmó con Colombia y Perú un esquema de defensa internacional de los derechos de los causantes.

La Prodecon asistirá a conferencia internacional

Diana Bernal dijo que la sinergia de la Prodecon y la autoridad, en conjunto, es extraordinaria, pues los trabajos que han hecho han tenido resultados muy positivos, con los cuales los pagadores de impuestos han sido los más beneficiados.

Añadió que gracias al trabajo y al logro obtenido, la institución asistirá a la segunda Conferencia Internacional de los Derechos del Contribuyente, siendo Diana Bernal la única oradora de América Latina.

Esto es porque el mundo está viendo que el ombudsman fiscal mexicano está logrando grandes cosas; no sólo recibimos quejas, estamos resolviendo a favor ocho de cada 10 querellas , detalló al momento de hablar del evento que se realizará los próximos 13 y 14 de marzo.

La conferencia es organizada por el Instituto Austriaco de Derecho Tributario Internacional de la Universidad de Economía y Negocios de Viena, Austria.

El ombudsman fiscal destacó que el objeto de la conferencia es establecer lazos entre servidores públicos, académicos y asesores fiscales en todo el mundo para buscar un modelo global de derechos del contribuyente como elemento racional necesario para el legítimo y efectivo cobro de impuestos.

Entre los temas que se abordarán en este evento está la privacidad y transparencia en la administración tributaria, los derechos del contribuyente en conflictos tributarios que impliquen múltiples jurisdicciones, la protección de los derechos del contribuyente y el derecho a contar con un servicio tributario de calidad.

Atención, quejas y trámites, completamente virtuales

Diana Bernal informó que para este 2017 la Prodecon instalará alrededor de 30 módulos de atención virtual, los cuales son unos pequeños gabinetes en los que los contribuyentes podrán pedir asesoría o presentar su queja mediante Skype.

El contribuyentes podrá ver y escuchar a los asesores, dialogar con ellos e incluso tendrá la libertad de imprimir su asesoría, tramitar su queja e incluso podría solicitar un Acuerdo Conclusivo , detalló.

La prueba piloto de este nuevo esquema de atención a contribuyentes empezará este mes con la instalación del primer módulo en las oficias del Servicio de Administración Tributaria en la Ciudad de México.

Cada uno de estos módulos tiene un costo para la Prodecon de 150,000 pesos.

claudia.cordova@eleconomista.mx