El secretario de Estado de Servicios Financieros del Reino Unido, John Glen, admitió que el Brexit, la salida británica de la Unión Europea, ha sumido al sector en la “incertidumbre”.

Glen afirmó en un comité de la Cámara de los Lores que la City de Londres puede haber perdido en torno a 5,000 trabajadores cuando entre en vigor el Brexit, previsto para el próximo 29 de marzo.

El secretario de Estado de Servicios Financieros del Reino Unido respaldó ante ese comité las predicciones del Banco de Inglaterra sobre los riesgos que afronta el centro financiero y admitió que la salida británica de la Unión Europea ha sumido al sector en la “incertidumbre”.

“Mi único objetivo respecto a la City es asegurarnos de que hay tanta continuidad como sea posible respecto al valor económico que es capaz de generar” el sector, afirmó el secretario de Estado.

Glen señaló, con todo, que espera “completamente” que el Reino Unido llegue a un acuerdo en las próximas semanas con Bruselas que permita implementar un periodo de transición a partir del 29 de marzo que evite una ruptura abrupta con el bloque comunitario.

El sector de las finanzas británico genera más de 70,000 millones de libras en impuestos al año (79,800 millones de euros), y el secretario de Estado aseguró que su departamento no ha calculado cuánto podría perder en caso de que el Reino Unido abandone la Unión Europea sin un acuerdo.

“En vistas de todas las suposiciones que se debería hacer, resultaría prácticamente imposible hacer un cálculo significativo sobre cuál sería la respuesta en cada sector”, afirmó el secretario de Estado.