La reforma a la Ley del Mercado de Valores no fue suficiente para atraer nuevas colocaciones ni para generar la confianza en los inversionistas, afirmó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Por lo que urgió a impulsar la nueva versión del Código de Mejores Prácticas Corporativas para que las empresas de menor tamaño puedan sobrevivir ante la transición generacional y poder acceder a la Bolsa Mexicana de Valores.

El presidente del Comité de Gobierno Corporativo y Jurídico Financiero del Instituto, Sergio Hernández, estableció que si queremos que haya más emisoras que coticen en la Bolsa, es necesario que el inversionista se sienta protegido.

Si queremos progresar es más importante tener empresas con Gobierno Corporativo que tener reformas estructurales , consideró en conferencia de prensa.

Dijo que con la crisis que se desató con las hipotecas en Estados Unidos, el colapso en el valor de capitalización en los mercados de Wall Street y en la Bolsa Mexicana de Valores fue enorme.

Lo anterior significa que los problemas sistémicos siguen existiendo a pesar de que contamos con una nueva ley. No vemos un cambio en la actitud del inversionista, el público no tiene la confianza en los emisores , reiteró.

El especialista afirmó que mientras no se saque a la familia de los negocios , no se podrá generar un proceso de institucionalización, de ahí la razón de impulsar el Gobierno Corporativo.

Enfatizó que la transparencia no implica perder la independencia, ya que reduce costos y da un mayor acceso al financiamiento.

Hizo ver que en México hay un gran número de empresas familiares, por lo que la planeación patrimonial post mortem es de mayor relevancia, pues se requiere garantizar que sobrevivan a través de generaciones y conserven empleo.

La ley se modificó hace cuatro años para permitir la llegada de las Sociedades Anónimas Promotoras de Inversión (SAPI).

[email protected]