Aunque el programa de subsidios, operado por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), se enfoca principalmente en la modalidad de adquisición de vivienda nueva, tanto la autoproducción como el mejoramiento, que son las formas en las que atiende el sector de los no afiliados a un esquema de seguridad social, han ganado participación en el mismo tanto en inversión como en número de acciones.

De acuerdo con el más reciente reporte del sector de la vivienda, entre enero y mayo del presente año se invirtieron 466.7 millones de pesos para mexicanos sin Infonavit ni Fovissste, en las modalidades de autoproducción y mejoramiento, cuando en el mismo periodo del 2017 este monto fue cercano a 126 millones de pesos.

“La modalidad de autoproducción atiende principalmente a los mexicanos no afiliados para que puedan construir una vivienda digna en terreno propio (...) De igual manera, la modalidad de mejoramiento atiende a la población sin seguridad social para renovar sus viviendas con la reparación, reforzamiento estructural o rehabilitación”, explicó la Conavi en un comunicado.

Pese a este crecimiento, el subsidio para la vivienda nueva abarca la mayoría de la derrama realizada, pues de 1,888 millones de pesos que se ejercieron del programa operado por la Conavi, de enero a mayo pasado 71.4%; es decir, 1,348 millones de pesos fue destinado para esta modalidad, para realizar 24,200 acciones.

La derrama total de este esquema, realizada durante los primeros cinco meses del 2018, ha servido para realizar 37,500 acciones de vivienda. “Los mexicanos con ingresos menores a 2.6 UMA (6,370.62 pesos al mes) fueron los más beneficiados, al representar el 86.1% de los apoyos”.

Se incrementa financiamiento

Respecto a la derrama del crédito individual otorgado por Infonavit, Fovissste y la banca comercial, de abril del 2017 al mismo mes del 2018, ésta fue de 330,990 millones de pesos, lo que significó un incremento de 6.1% respecto al periodo comparable del año anterior.

“El resultado estuvo impulsado por un repunte significativo de la colocación de créditos de los tres actores en abril, tanto en su comparación interanual (31.4%), como en relación al mes previo (4.3%)”, detalló la Conavi.

Quién otorga el crédito

Dentro del reporte, el organismo dirigido por Jorge Wolpert Kuri destacó que derivado del incremento en el monto máximo del crédito del Infonavit, hasta 1.6 millones de pesos, la inversión realizada por el Instituto en dicho periodo alcanzó 44% del mercado tradicional; es decir, un aumento de 7.3 porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte la banca comercial en conjunto reportó, en dicho periodo (abril 2017 al mismo mes del 2018), una inversión de 148,700 millones de pesos, equivalente a 44.9% de la inversión total de crédito hipotecario.

“Si bien el nivel de participación disminuyó en los últimos meses por efecto de una mayor competencia del Infonavit, cabe destacar que la colocación realizada en abril significó una recuperación de 17.7% respecto del mismo mes del 2017, siendo la primera variación interanual positiva desde junio del 2017”, destacó.