Un crecimiento de 18% o mayor en la cartera de crédito en México no es sostenible en el largo plazo, ya que se pueden incurrir en riesgos de alta morosidad, aseguró Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

El directivo comentó que desde el 2004 hasta el 2009, la cartera de crédito de los bancos creció en promedio 18% cada año.

Consideró que una vez pasados los efectos de la crisis financiera del 2009 sería sano para el sistema presentar crecimientos de entre 10 y 15% anual en dicha cartera.

La Asociación de Bancos de México estima que la cartera de crédito podría alcanzar un incremento de dos dígitos al finalizar el 2010. Habiendo transcurrido los tres primeros meses del año, el saldo de la cartera vigente alcanzó 1.6 billones de pesos, lo que representa una caída de 5.3% anualizada.

Asimismo, Babatz comentó que los bancos tienen el reto de elevar las ganancias a través del crédito.

Prestar a todos es el negocio en el cual deberán competir los bancos, y no sólo con crédito al consumo , dijo Babatz.

De acuerdo con cifras de la CNBV, los bancos generaron como sector una utilidad neta de 20,179 millones de pesos en el primer trimestre del 2010, lo que representa un incremento de 13.7% anual.

Captar e invertir en bonos ya no es negocio, tienen que prestar más, es lo que hacen los bancos en todo el mundo , dijo Babatz.

El funcionario resaltó que tanto la Comisión como los mismos bancos, están trabajando en una mayor penetración bancaria, toda vez que 64% de los municipios no cuenta con infraestructura bancaria , aseguró.

ehuerfano@eleconomista.com.mx