Durante el primer bimestre del año, el sector de la vivienda ya presenta avances de recuperación, los créditos hipotecarios de las instituciones de vivienda crecieron, al igual que los subsidios y el financiamiento para la construcción, afirmó Jorge Carlos Ramírez Marín.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), destacó en conversación con El Economista, que los indicadores de construcción de la vivienda, colocación de créditos, otorgamiento de subsidios, así como financiamiento a desarrolladores, muestran una clara tendencia de reactivación de este sector durante el primer bimestre del 2014.

Durante enero y febrero los créditos en el Infonavit y Fovissste crecieron 14% con respecto al mismo periodo del 2013, y en materia de subsidios se observó un crecimiento de 24.8 por ciento.

El ejercicio del subsidio se ha incrementado mensualmente en este 2014, pasando de 206 millones de pesos en enero a 798 millones de pesos en febrero , destacó el funcionario federal.

Para marzo la expectativa en otorgamiento de subsidios para la adquisición de una vivienda es superar los 1,000 millones de pesos.

Las operaciones de enero y febrero corresponden a acciones que se escrituraron en dichos meses y no incluyen la formalización de operaciones rezagadas del final del 2013, como ocurrió en ese periodo cuando fue necesario implementar un programa especial para atender asuntos de las última semanas del 2012 , explicó.

Jorge Carlos Ramírez Marín destacó que el hecho de que el inventario de vivienda de las grandes desarrolladoras se haya agotado no significa que la oferta escasee.

Enfatizó que actualmente las casas que se ofertan son inventario nuevo que se acaba de construir y que pertenece a las medianas y pequeñas desarrolladoras de conjuntos habitacionales.

Comentó que entre los factores que impulsarán la inversión en el sector de la vivienda, se encuentran los más de 12,000 millones de pesos de presupuesto destinados para el programa de subsidios, lo que representa 50% más que el año pasado.

Además, la cantidad de recursos destinados para créditos individuales de vivienda pasará de 255,000 millones de pesos a 301,000 millones de pesos.

Las acciones impulsadas podrían incrementar la inversión en el sector en al menos 30,000 millones de pesos y contribuir a la generación de cerca de 100,000 empleos , sostuvo el titular de la Sedatu.