La relación entre la banca comercial y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), que comenzó desde el 2002, ha sido en beneficio de 1.5 millones de personas, las cuales han podido acceder a productos de crédito desarrollados entre los bancos y la hipotecaria del Estado.

Ayer, la Asociación de Bancos de México (ABM) y el Infonavit firmaron un convenio de colaboración con el fin de generar más opciones de financiamiento a los trabajadores que cotizan en la hipotecaria del Estado, principalmente para un producto de autoconstrucción en terreno propio que sería presentado en marzo del siguiente año.

“Este convenio permitirá ampliar y mejorar la oferta existente de créditos cofinanciados con la banca, y también que la nueva oferta como los créditos de autoproducción de vivienda en terreno propio se cofinancien con la banca”, explicó Carlos Martínez, director del Infonavit.

En su intervención, Rodrigo Gutiérrez Porter, subdirector general de crédito del instituto, indicó que la relación entre la hipotecaria del Estado y la banca comercial comenzó en el 2002, cuando se presentó el producto Apoyo Infonavit, donde el trabajador respalda con el saldo de su subcuenta de vivienda un crédito bancario.

“Más de 100,000 acreditados de la banca han tenido ese beneficio (Apoyo Infonavit), donde aparte de si mantienen su relación laboral, se ven beneficiados tanto en plazo como en intereses”.

Según el directivo, a partir de ese momento, el instituto y la banca han desarrollado cinco productos de financiamiento como el crédito cofinanciado entre ambas partes, el Infonavit Total, Segundo Crédito y Mejoramiento, mismos que han beneficiado a más de 1.5 millones de personas.

“Más de 1.5 millones de acreditados han sido beneficiados con la relación Infonavit–ABM y las más de 23 ramas productivas asociadas a la vivienda se han visto dinamizadas con una derrama económica de más de 626,000 millones de pesos”.

Ventanilla única

Uno de los puntos de este nuevo convenio entre la ABM y el Infonavit es que se creará una ventanilla única con la finalidad de que los derechohabientes del instituto puedan realizar la inscripción de solicitudes de crédito, para las distintas modalidades de financiamiento del organismo, desde una sucursal bancaria, sin necesidad de acudir a un centro de atención del instituto.

Asimismo, ambas partes colaborarán para el estudio, análisis y diseño de nuevas opciones de financiamiento y de mejora para las actuales.

También se permitirá inscribir todas las viviendas que se desplazan con un crédito bancario puro en el Registro Único de Vivienda, lo que, de acuerdo con Gutiérrez Porter, permitirá fortalecer la información de esta plataforma.

El director del Infonavit agregó que dicho convenio podría derivar en una opción para aquellos trabajadores que de alguna forma cotizaron en el Infonavit, y que en la actualidad y no lo hacen, con el fin de que el dinero que ahorraron puedan utilizarlo para un enganche para un crédito hipotecario.

Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, resaltó que dicho convenio podrá fortalecer el esquema de portabilidad de los créditos del Infonavit a la banca.

Según la asociación, la cartera de crédito hipotecario ha crecido alrededor de 10% en los últimos 12 meses, con un saldo de 862,000 millones de pesos, es decir, 16% del financiamiento total que ofrece la banca comercial.