Carlos Martínez Velázquez, director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), aseguró que se inyectarán en el presente año 20,000 millones de pesos con la banca privada, a fin de promover políticas contracíclicas ante la situación económica, así como la reestructuración de préstamos que libera a las familias recursos disponibles.

El funcionario federal se reunió este miércoles con integrantes de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, e informó que adicional a los programas del Infonavit, se diseñan créditos específicos para mujeres en busca de mitigar las desigualdades.

Detalló que se iniciarán dos programas: Unamos créditos y Cuenta Infonavit + crédito bancario, para tener liquidez e impulsar la vivienda social. “La reestructuración y el acceso al crédito son una buena inyección de dinero en la economía”, apuntó.

Sobre la emergencia sanitaria por el Covid-19, Martínez Velázquez afirmó que se siguen las indicaciones de la Secretaría de Salud. "Hemos empezado a generar internamente un análisis respecto a las acciones que podemos hacer, una vez que se alcancen la fase dos y tres, y que en su momento se determine, anunciaremos lo que corresponde".

Previó establecer, por acuerdo de los tres sectores que integran el Infonavit, un modelo de crédito más barato y a partir de abril tener un nuevo esquema de tasas de interés para los trabajadores con menos ingresos, que entre en vigor en octubre próximo, con el objetivo de redireccionar el gasto y mejorar el entorno urbano, además de aumentar los montos sin subsidios porque distorsiona el mercado, pero sin descartar los apoyos transparentes provenientes de los empleados y empresas.

Para fortalecer la colaboración entre los sectores público y privado, el funcionario federal anunció la recuperación de 650,000 viviendas abandonadas en todo el país. Indicó que a partir de junio próximo se empezarán a otorgar créditos respecto a esta modalidad.

Martínez Velázquez afirmó que se enfocarán las acciones en la reestructuración de créditos, porque "se encontraron un millón de éstos que son los potencialmente más problemáticos" de trabajadores que no aumentaron su percepción y que no han podido ponerse al corriente, debido a que la tasa de interés subió, pero su salario no. Con responsabilidad compartida se van a reestructurar 750,000.

Asimismo, Cuenta Infonavit + crédito bancario, donde los trabajadores no activos puedan solicitar su fondo de ahorro del instituto y llevarlo al banco para un enganche hipotecario, es decir, que hace un descuento final a las hipotecas al haber cubierto 90% al crédito.