Luego de darse a conocer una modalidad de fraude que presuntos gestores realizan a derechohabientes del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), donde se les promete entregarles recursos de su ahorro en el organismo, pero en realidad terminan comprometidos con un crédito que se les descuenta de su salario, el director de esta institución, Carlos Martínez Velázquez, dijo que se investigarán las presuntas irregularidades.

En su cuenta de Twitter, Martínez Velázquez informó que se ha solicitado una investigación interna para determinar responsabilidades y de ser necesario, se interpondrían las denuncias correspondientes.

“Solicité una investigación interna para determinar responsabilidades y, una vez, concluida la investigación, se harán, en su caso, las denuncias correspondientes”, publicó el funcionario en su cuenta de Twitter.

Hace algunos días se dio a conocer la modalidad del fraude, donde presuntos gestores ofrecen al derechohabiente del Infonavit sacar dinero de su subcuenta de vivienda, pero al final, además de entregarles un porcentaje mucho menor de su ahorro, lo comprometen con un crédito para mejoramiento de vivienda, que tiene que pagar el drechohabiente hasta por 30 años.

Para sacar un crédito para mejoramiento de vivienda con el organismo, denominado Línea IV, se requiere realizar el trámite por una empresa administradora que tiene convenio con el Infonavit.

Según Martínez Velázquez, desde que asumió la dirección general del organismo, a finales del 2018, se realizó una evaluación del funcionamiento de dicho esquema de mejoramiento, lo que dio como resultado que el pasado 13 de septiembre se suspendiera a una empresa administradora por “presumiblemente incurrir en malas prácticas”.

El director del Infonavit dijo que solicitó la suspensión temporal del programa en su modalidad SIN-SIN (Sin garantía hipotecaria y sin afectación estructural), hasta que las empresas administradoras firmen un nuevo convenio con el organismo, basado en la transparencia y la protección de los derechos de los usuarios.

“Las quejas de los derechohabientes contra malas prácticas serán uno de los parámetros de suspensión de las empresas administradoras dentro del nuevo convenio de operación de esta línea de financiamiento”, dijo el funcionario.

Martínez Velázquez resaltó que en junio del 2018, cuando el Infonavit era dirigido por David Penchyna, se autorizó el ingreso a este esquema de diversas empresas por adjudicación directa. “Nuestra obligación es evaluarlos y no permitir malas prácticas”.

La entrega de contratos vía adjudicación directa a empresas proveedoras de servicios fue uno de los señalamientos que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) le hizo al Infonavit hace algunos meses con el fin de mejorar las condiciones bajo los que se contratan bienes y servicios en la hipotecaria del Estado.

De acuerdo con los datos disponibles, de los 9,774 millones de pesos que gastó el Infonavit en el 2018 en adquisiciones de bienes y servicios, apenas 14% de dicho monto se ejecutó vía el procedimiento de licitación abierta, mientras que el resto fue por esquemas de adjudicación directa.

Martínez Velázquez reiteró que todos los trámites en el Infonavit son gratuitos. “Los ofrecimientos que hacen externos sobre retirar el dinero de la subcuenta de vivienda son ilegales, se deben de denunciar”.