El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) logró colocar este miércoles 3,487 viviendas recuperadas en su segundo proceso de subastas y macrosubastas del 2018.

El proceso, que duró alrededor de seis horas, tuvo la finalidad de colocar estas viviendas con desarrolladores, los cuales buscarán reinsertarlas al mercado una vez que hayan sido mejoradas las condiciones en las que se encuentran.

De acuerdo con el organismo que comanda David Penchyna Grub, desde el 2016 el instituto ha mejorado sus procesos de subasta y macrosubasta y desde el 2017 comenzó con la implementación del Sistema en Línea, a través del cual se brinda información casi en tiempo real sobre el estatus del proceso.

“Desde el 2016 se ha fortalecido la enajenación de viviendas por medio de procesos de subastas y macrosubastas públicas, mismas que han tenido lugar en diversas ciudades del país para estimular el interés del empresariado regional y local”, se puede leer en el plan financiero del organismo 2018-2022.

En la subasta realizada el instituto ofertó 12 paquetes que contenían 3,487 viviendas, las cuales se ubican en entidades como Tamaulipas, Sonora, Jalisco, Guerrero, Puebla, Nuevo León, Coahuila y la Ciudad de México.

“Las viviendas subastadas se encuentran en el territorio nacional y su propiedad o titularidad es del Infonavit. Los paquetes constan de entre 10 y 200 viviendas y su valor de referencia lo definirán los avalúos comerciales que se llevarán a cabo antes del proceso de subasta por unidades de valuación autorizadas por el Instituto”, explica el Instituto en su página de Internet.

En este esquema sólo pueden participar personas morales, las cuales se tendrán que apegar a un proceso que consta de siete etapas.

Este último proceso concluirá este jueves, cuando el instituto pretenda colocar alrededor de 500 viviendas más, que sumadas se habrá tenido una colocación cercana a las 4,000 edificaciones.

El desplazamiento de vivienda adjudicada tiene la finalidad de que el Instituto recupere recursos, los cuales se integran a la subcuenta de vivienda de los trabajadores. Hasta el cierre de esta edición, el Infonavit no detallaba el monto recaudado por el proceso.

Segunda del 2018

La subasta que comenzó y concluirá fue la segunda del instituto en lo que va del presente año; la primera se realizó en febrero pasado, en donde colocó 1,093 unidades en 10 procesos y por la cual recuperó 178 millones 73,259 pesos, los cuales fueron a la Subcuenta de Vivienda de los Trabajadores.

Durante el último trimestre del 2017, el Infonavit implementó una plataforma para estos procesos, a través de la cual los interesados pueden participar de manera virtual y anónima, y así el instituto pueda desincorporar “la vivienda de forma más ágil y transparente”.

“De esta manera, el Infonavit se coloca a la vanguardia en temas de comercialización de bienes adjudicados, incluso es el primer organismo del sector en contar con una plataforma de esta naturaleza, a fin de que en el mediano plazo se incentive a que participen más empresas, toda vez que ya no tendrán que trasladarse a otra ciudad para estos procesos”, indicó el instituto en su momento.

Fortaleza

Apenas hace algunos días, el Infonavit notificó que la calificadora Fitch Ratings confirmó la máxima nota para este organismo en escala nacional de largo plazo “AAA(mex)” con perspectiva Estable.

De acuerdo con la hipotecaria del Estado, la calificadora reconoció la estrategia del mismo para buscar un mayor rendimiento posible a la subcuenta de vivienda. “Con esto, el trabajador se beneficia con un mayor poder de compra para una solución de vivienda, y en caso de no utilizar su ahorro para vivienda, con un mayor ahorro para el retiro”.

[email protected]