La inflación anual en México en septiembre pasado, de 4.8%, fue la tercera más alta entre los 34 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sólo debajo de Turquía y Hungría.

En su reporte mensual, el organismo internacional refiere que el comportamiento de la inflación anual en México en septiembre se debió al alza de 10.7% en los precios de los alimentos, y de 7.5% en los de la energía.

Así, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) anual se situó por cuarto mes consecutivo por arriba de 4.0%, que es el límite superior de la meta anual del Banco de México (Banxico), luego del 4.6% en agosto, 4.3% en julio y 4.34% en junio.

En tanto, la inflación anual para el conjunto de 34 países que lo integran la OCDE fue de 2.2% en septiembre, desde 2.1% en agosto pasado.

Este ligero incremento en la tasa anual fue impulsado por los altos precios de la energía, que se aceleraron a 5.1% en septiembre frente al 3.5% en agosto, mientras que la inflación de los alimentos se desaceleró a 2.1%, desde 2.2% en el mismo lapso.

La inflación subyacente en la OCDE, que excluye a los precios de los alimentos y la energía, se desaceleró a 1.6% en septiembre en comparación con el 1.7% en agosto pasado.

Datos del organismo muestran que los países con mayores tasas de inflación anual en septiembre fueron Turquía con 9.2%, Hungría con 6.6, México con 4.8, Islandia con 4.3, Estonia con 3.8, y Polonia y República Eslovaca con 3.6%, cada uno.

En contraste, Japón y Suiza fueron los únicos países del organismo donde los precios al consumidor registraron una disminución en septiembre de este año de 0.3 y 0.4%, respectivamente.

A su vez, los países con las menores tasas de inflación anual en el noveno mes del año f ueron Suecia con 0.4%, Noruega con 0.5, Nueva Zelanda con 0.8, Grecia con 0.9 y Canadá con 1.2 por ciento.

Respecto al mes previo, los precios al consumidor en el área de la OCDE aumentaron 0.4% en septiembre de 2012.

Dentro del Grupo de los Siete (G7), los mayores aumentos se registraron en Estados Unidos y Reino Unido con 0.4%, cada uno, y Canadá y Japón con 0.2%, en cada caso. En tanto, los precios disminuyeron 0.3% en Francia y se mantuvieron estables en Alemania e Italia.

klm