Grupos financieros anticiparon que la inflación en México iniciará el año con un panorama alentador, pues en la primera quincena habría sido de 0.32%, lo cual confirmaría su tendencia a la baja.

Con este dato, a conocerse de manera oficial el próximo jueves, la inflación general anual bajaría a 3.38% desde 3.57% al cierre de 2012 y se ubicaría en el mismo nivel de la segunda quincena de diciembre pasado.

Santander estima que durante la primera quincena de enero los precios al consumidor registraron un incremento de 0.28%, que implicaría una tasa anual de 3.34% proveniente de 3.38% en la segunda quincena de diciembre pasado.

En su opinión, las principales presiones de alza se observaron en los precios de los alimentos procesados y en los energéticos, pero también anticipó una baja estacional en los precios de los servicios turísticos en paquete.

Banamex pronostica una inflación de 0.32% en la primera quincena del año, y con ello, el indicador general anual permanecerá en 3.38%, igual al reportado en la segunda quincena de diciembre pasado.

BBVA Bancomer proyecta una inflación quincenal de 0.39% y a tasa anual de 3.46%, lo cual mostrará que los choques que afectaron a los precios al consumidor en buena parte de 2012 han seguido diluyéndose .

Esto se debe, explica, a la mejora en la producción nacional de insumos como maíz, frijol y de manera más lenta huevo; la estabilidad y en algunos casos reducción de los precios de los granos en los mercados globales, y al equilibrio del precio del petróleo.

A estos factores se han sumado en los últimos meses una apreciación del peso y caídas en los precios de la telefonía celular, así como una moderación en los de las mercancías, debido a menores presiones en los alimentos procesados.

Además en enero es posible que continúen con un desempeño favorable al iniciar la temporada baja para el turismo nacional, lo que presiona a la baja los precios locales relacionados con esta industria, apunta.

El panorama para la inflación al inicio del 2013 es alentador debido a que en este momento no se avizoran choques de oferta, y a que la holgura en la economía evita que la demanda presione a los precios, a lo que se suma la posibilidad de nuevas caídas en los precios del sector telecomunicaciones , añade BBVA Bancomer.

Banorte estima a su vez una inflación de 0.28% en la primera quincena de este mes, resultado con el cual la inflación anual seguirá a la baja para ubicarse en 3.34% en la primera quincena de enero.

Señala que el indicador en ese lapso se explicará por presiones sobre los precios de energéticos y de las tarifas gubernamentales, como resultado de mayores precios de la gasolina, así como incrementos en los trámites vehiculares y la expedición de documentos.

No obstante, también espera una menor contribución del subíndice de mercancías, una menor incidencia de los precios agrícolas y una baja en los precios de los servicios turísticos.

klm