El Grupo Financiero Inbursa reportó utilidades por 8,824 millones de pesos en el 2012, lo que le significó un incremento de 46.3% anual, atribuible a mayores ingresos operativos y un mejor resultado en sus operaciones en la Bolsa.

Con ello, el margen financiero se incrementó 13.3% anual al cierre del 2012, con un monto de 14,051 millones de pesos, apoyado por el crecimiento de los ingresos por intereses de 3.5 anual.

Las reservas de crédito alcanzaron 5,073 millones de pesos para todo el 2012, cerrando el año con un fuerte incremento de 49.1% anual, además de los ingresos por comisiones, los cuales sumaron 1,010 millones de pesos, con una caída de 30.5% anual.

Lo anterior fue compensado con los ingresos por operaciones en la Bolsa, los cuales sumaron 7,138 millones de pesos, lo que significó un aumento de cerca de siete veces los 1,127 millones registrados en el 2011. La utilidad de operación del grupo creció 64% anualmente en el 2012, mientras que los ingresos en el negocio de seguros aumentó 84% anual.

La aportación principal de las unidades de negocio a las utilidades totales del grupo fue del banco, con 50.7%, seguido del negocio de pensiones, con 17%, y la aseguradora con 15%, dejando el resto a la afianzadora, la casa de Bolsa y los fondos de pensión.

Por otro lado, la cartera total del grupo sumó 175,884 millones de pesos a diciembre del 2012, esto es un aumento de sólo 1.1% con respecto a los 173,877 millones de pesos del mismo mes del 2011.

Los préstamos minoristas crecieron 34% en diciembre del 2012 en comparación con el mismo mes del año anterior y los préstamos para automóviles aumentaron 38%, llegando a 17,306 millones de pesos , detalló el grupo.

La cartera de crédito de nómina de Banco Inbursa cerró con un saldo de 2,295 millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 41% anual, mientras que los créditos a las pymes aumentaron 39% anual, con un saldo a diciembre del 2012 de 5,487 millones de pesos.

ehuerfano@eleconomista.com.mx