Pese a la desaceleración en el crecimiento del crédito que se registró en el 2019, a tono con el nulo crecimiento de la economía local, los diferentes indicadores de la banca mantienen niveles sólidos, lo que hace que el sector siga listo para financiar los proyectos que se presenten.

La Asociación de Bancos de México (ABM) destacó que el crédito bancario ha mantenido un crecimiento positivo y al cierre del 2019 fue de 2.1% real, en un entorno donde la economía tuvo un crecimiento nulo.

Aunado a ello, sus diferentes fundamentales siguen con niveles que muestran solidez, tal es el caso del Índice de Capitalización (Icap), el cual a diciembre del 2019 se ubicó en 16%, cuando el mínimo requerido por la autoridad es de 10.5 por ciento.

“Es el nivel más alto que hemos tenido en los últimos siete años. Eso revela una fortaleza extraordinaria porque este es el indicador que nos permite crecer la cartera de crédito sustancialmente”, ha dicho Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM.

De igual forma, en este entorno de desaceleración del crédito, la cartera se mantiene con buena calidad. La cartera vencida se ubicó al cierre del año en 2.2%, ligeramente arriba de 2.1% con el que se cerró el 2018. Al interior, la morosidad en empresas fue de 1.7% (contra 1.6% en el 2018); en consumo 4.3% (4.4% en el 2018), y en vivienda 2.9% (contra 2.6 por ciento).

En cuanto al Índice de Cobertura de la Cartera de Crédito, en diciembre fue de 146%, mientras que un año previo cerró en 152%; y en materia de liquidez, este índice se ubicó en 194% al cierre del año pasado, cuando en el mismo periodo del 2018 fue de 198 por ciento. Aquí el mínimo exigido por la autoridad es de 100 por ciento.

“Tan importante como el nivel de cartera vencida es el índice de cobertura de las reservas para hacer frente a la cartera vencida, y continuamos aproximadamente, en una y media veces”, ha comentado Luis Niño.

Pese a desaceleración el crédito siguió creciendo

La ABM destaca que, pese a un menor ritmo, la cartera de crédito de la banca siguió con crecimiento en el 2019, al registrar un alza de 2.1% real a diciembre del año pasado en su comparación con el mismo periodo del 2018.

“Eso es realmente favorable en una economía que no crece, que sigue habiendo demanda por crédito y sobre todo crédito con calidad que es muy relevante”, mencionó Luis Niño.

Agregó: “en esencia lo que vemos es que la parte más robusta del crédito está orientada a las familias”, ello, dijo, dado que en empresas se desaceleró por la caída en la inversión fija bruta. No obstante, la ABM confía en que esta tendencia se recuperará este año, conforme vaya incrementándose la inversión en rubros como infraestructura y energía, principalmente.

Captación permite liquidez

El presidente de la ABM comentó que la captación de la banca ya se ubica en 6 billones de pesos, por lo que se si se descuentan los 5.4 billones que tiene prestados, hoy el sector tiene 620,000 millones de liquidez para financiar las actividades económicas del país.

“Esto es una cantidad muy relevante, particularmente por la solidez que tiene el estado financiero conjunto del sistema bancario. Con los índices de capitalización y de calidad de cartera, nos permite crecer la colocación en todos los frentes: infraestructura a grandes empresas, a mipymes, para comercio exterior, para bienes de consumo, hipotecas, tarjetas de crédito, automóviles, todo lo que requiere la economía para arrancar, la banca está puesta y dispuesta a fomentar el crecimiento”, expuso.

Principales indicadores de la banca en México en el 2019.

2.1% Crecimiento del crédito

5.3% Crecimiento de captación

15.98% Icap

2.2% Índice de morosidad

146% Índice de Cobertura de la Cartera de Crédito

194% Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL)

Fuente: ABM

[email protected]