A un mes de la puesta en marcha de la plataforma Cobro Digital (CoDi), suman más de medio millón las cuentas registradas a esta nueva herramienta de pagos, y se tienen detectadas más de 17,000 transacciones.

“Tenemos alrededor de 550,000 cuentas registradas. Es un número que excedió las expectativas de apertura del sistema. Son cuentas que han sido validadas para poder operar en el CoDi, es decir, que te registraste con tu aplicación desde tu institución financiera o con la aplicación del Banco de México (Banxico), y estás listo, ya sea para cobrar o para pagar (...) Pasar ya de medio millón fue un número bastante alentador que nos indica que la gente tiene mucho interés y que sí hacía falta este medio de pago distinto”, explicó Miguel Ángel Díaz, director de Sistemas de Pago del Banco de México.

En entrevista, precisó que, por la concentración poblacional que hay en Ciudad de México y su zona conurbada, es en el centro del país donde hasta este momento se registra el mayor número de estas cuentas. En materia de comercios, aún no se tiene bien el dato, porque algunas de las transacciones las realizan desde diversos puestos pequeños, como el bolero, el de tamales y otros similares.

“Al final del día, lo que queremos es que la gente empiece a operar y que estos pequeños comercios y personas que están haciendo ahí su esfuerzo para vender, y por supuesto para trabajar, pues puedan tener el acceso”, dijo.

Buen comienzo; rumbo a la meta

Miguel Díaz precisó que, con base en pronósticos realizados por las instituciones financieras participantes, la meta es que al cierre del 2019 haya 1.4 millones de cuentas registradas en el CoDi, por lo que ve viable que ese objetivo se cumpla, ante los datos obtenidos en estos primeros días.

“Ahí vamos. Empezamos de manera positiva, con mucho interés por parte de la población, y pues con mucha gente haciendo pruebas y utilizando estas aplicaciones (...) Esperemos que sí (se cumpla la meta para el 2019). La notoriedad es mucho más amplia cuando sale y después este nivel va bajando un poquito”, expresó.

El funcionario comentó que aunque hasta este momento el CoDi ha funcionado bastante bien, un área de oportunidad por parte de algunas instituciones es en la experiencia del usuario.

“Las instituciones ya están tomando una posición muy seria y con mucho esfuerzo para mejorar los niveles, la velocidad, de las operaciones, las notificaciones. Pero digamos que están identificados, que las instituciones están trabajando, y que esperamos que en las siguientes semanas todos los participantes vayan llegando a un nivel que pueda homologar la experiencia del usuario final. En el tema de los tiempos, son muy reducidos, pero que todavía se tienen que reducir más”, señaló.

Instituciones pequeñas se han adaptado más rápido

El directivo del Banxico comentó que, contrario a lo pensado, bancos pequeños y otras instituciones financieras que participan en el CoDi son los que han implementado más rápido los sistemas para el uso de la plataforma, aunque también hay bancos grandes que lo han hecho muy bien.

“Es el caso de las sofipos, que son pequeñitas, y que fueron de las primeras en estar listas, en estar probando los pilotos para participar en el ecosistema; y a veces hay instituciones más grandes que tienen que hacer modificaciones más profundas en su infraestructura, y que derivado de eso pueden tardarse más. Pero no es una cosa general. También hay chiquitos a los que les costará trabajo y hay grandes a los que se les hará muy rápido”, enfatizó.

Hasta la semana pasada, había dos bancos que aún no tenían implementado el CoDi, cuando la fecha límite fue el 30 de septiembre. Al respecto, Miguel Díaz precisó que uno de ellos ya estaba en proceso de certificación, y probablemente esta semana ya estaría en operaciones.

“Se debe básicamente a los desarrollos internos de las instituciones, que a veces se les complican o tienen elementos que no consideraron, y vemos qué se hará con los participantes. Básicamente hay reglas que se establecen y se tienen que cumplir, y cuando no se cumplen, pues se tienen que activar los procesos que son necesarios”, puntualizó.

El año que entra se empujará más el uso del sistema

El funcionario aclaró que actualmente el CoDi está en una etapa de informar y darlo a conocer, y confió que en lo que resta del 2019 y el siguiente año habrá una posibilidad muy amplia de empujar mucho más su uso y con más funcionalidades para el público.

“El objetivo es que, después de tener acceso a este tipo de pagos, tengan acceso a todo el sistema financiero, porque ésa es la parte más relevante”, concluyó el funcionario.