La debilidad del sistema financiero y la limitada consolidación fiscal son los factores que están lastrando el dinamismo de las economías avanzadas, advirtió el economista en jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard.

En muchas economías avanzadas, los bancos se mantienen débiles y sus posiciones financieras se deterioran conforme se debilita la situación de las economías , observó.

Al participar en la primera conferencia de prensa que marca el arranque de los trabajos previos a la Reunión Anual de otoño del FMI y el Banco Mundial, comentó que dicha debilidad del sistema bancario está lesionando directamente a la población.

Esto es porque no pueden disponer del financiamiento para echar a andar negocios, generar riqueza, pagar sus deudas y acelerar la demanda interna, explicó el directivo del FMI.

Desde Tokio, Japón, detalló que el bajo desempeño de las economías avanzadas y la incertidumbre en que se mantiene al mercado están afectando la situación de las naciones emergentes y en desarrollo, por dos vías, la financiera y la comercial.

Cuestionado sobre la posición que han asumido los bancos centrales de Estados Unidos y la Unión Europea, para garantizar liquidez, detalló que las medidas han tenido un impacto positivo para estabilizar al sistema financiero y al empleo, pero no son suficientes.

EU, EL MAYOR DE LOS RIESGOS

En conferencia aparte para presentar el Fiscal Monitor en su actualización semestral, economistas de la institución previeron que la magnitud del precipicio fiscal, la economía de Estados Unidos podría contraerse hasta en 4% el año próximo.

Si no se quita el techo de deuda, advirtió el director de Asuntos Fiscales del FMI, Carlo Cottarelli, veremos la madre de los desequilibrios fiscales desde la Gran Depresión.

Ello tendría que llevar al gobierno de EU a asumir ajustes fiscales profundos que ahondarían el deterioro de la situación económica de EU y del mundo, advirtió.