Ni el proceso electoral ni la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) han motivado hasta ahora un freno en la demanda de crédito por parte de las pequeñas y medianas empresas (pymes), afirmó Ángel Rivera, vicepresidente comercial de Santander México.

Prueba de ello, explicó, es que al cierre del primer trimestre del 2018, la cartera a este sector mostró un crecimiento cercano a doble dígito y hoy alcanza un saldo superior a 73,000 millones de pesos y más de 180,000 empresas atendidas.

A decir del vicepresidente del banco, la apuesta por este sector es clara. En este sentido, este martes acordó con la Secretaría de Economía impulsar a emprendedores y pymes, por medio de un sistema de apertura de cuentas de cheques, que reduce de cinco días a sólo 20 minutos el trámite.

“El acuerdo consiste en que Santander será el primer banco en México que reconocerá, en sus sistemas, la información de las empresas dadas de alta como Sociedad por Acciones Simplificada, creadas por la Secretaría de Economía para tramitar una cuenta en tan sólo 20 minutos”, detalló el banco.

Ángel Rivera mencionó que, al menos en Santander, no se ha sentido un freno en la demanda de crédito por parte de las pymes.

“La verdad es que el primer trimestre ha sido muy bueno. El crecimiento en este segmento de negocio es casi de dos dígitos. Entonces no hemos sentido el parón. Probablemente alguna gran empresa que tiene que hacer una gran inversión prefiera esperar por prudencia, pero en este segmento de negocio seguimos viendo dinamismo, fuerza y el banco está ahí para apoyar el crecimiento”, señaló.

En entrevista, detalló que al sector de pymes lo encuentran con dinamismo. “No vemos que todo el tema electoral, de momento, les haya influido y el apetito que tiene el banco es seguir creciendo en México”.

El vicepresidente de Santander recordó que este banco tiene décadas en el país y aquí seguirá, porque se cree en México y en su potencial de crecimiento para los próximos años.

“México es un gran mercado, es un gran país. En el 2050, estará entre las 10 economías más grandes del mundo y el banco va a seguir con una apuesta fuerte por México. Tenemos un plan de inversión que anunciamos por 15,000 millones de pesos para tres años, para transformar el banco, para hacerlo mucho más moderno, para abrir centros pymes”, destacó.

NO VEN, DE MOMENTO, MÁS ALZA DE TASAS

Ángel Rivera refirió que, a tono con la más reciente postura del Banco de México (Banxico), no se ve a corto plazo que se vaya a encarecer el financiamiento a las pymes.

No obstante, expuso que el movimiento que pudiera haber en las tasas dependerá básicamente de dos factores: la renegociación del TLCAN y el tema electoral.

“Si suben las tasas de interés, obviamente el costo de fondeo que tiene el banco sube y una parte siempre se repercute a los clientes”, dijo.

Aun así, el vicepresidente comentó que el nivel de tasas depende también de la transaccionalidad que tenga cada cliente con el banco.