La dinámica migratoria en los estados de la República cambió a raíz de la crisis económica y la recuperación del país. Guanajuato se convirtió en la entidad que más migrantes mexicanos aporta hacia Estados Unidos.

A través de un estudio, BBVA Research estableció que los censos del INEGI muestran que hubo cambios en la distribución por entidad expulsora de migrantes, donde Jalisco y Michoacán dejaron de ser las entidades con las mayores proporciones de migrantes internacionales en el Censo con 10.6 y 10%, respectivamente, pasando a ocupar las posiciones dos y tres.

En tanto que Guanajuato, de ser el estado que ocupaba el tercer sitio como entidad expulsora de migrantes, pasó a ocupar la primera posición; de los migrantes totales entre el 2006 y el 2010, 10.8% provino de este estado , aseguró Adolfo Albo, economista de BBVA para México.

La situación económica y la dinámica poblacional es lo que ha llevado a que estados que antes no se caracterizaban por ser un polo de migrantes vieran una oportunidad de empleo en la migración, mientras que estados como Jalisco, que no se vieron afectados por la crisis económica, lograron disminuir la salida de la población.

Hasta el 2010, BBVA detalló que se calculaba que cerca de 32.33 millones de mexicanos vivían en Estados Unidos, de los cuales 11.9 son nacidos en México y los restantes 20.4 millones de personas son hijos de emigrantes nacidos en la Unión Americana.

El estudio mostró que Baja California, Zacatecas, Michoacán y Jalisco siguen siendo los estados que mayor número de personas originarias de su territorio viven en Estados Unidos, mientras que las otras entidades de donde provienen el mayor número de migrantes son el Estado de México, Puebla, Veracruz y Oaxaca.

Es importante observar que los estados de Chiapas y Tabasco son los que tuvieron un mayor crecimiento en su población migrante, debido a su débil situación después de la crisis , enfatizó Albo.