El grupo chileno Luksic continúa su expansión y lo hizo hasta el mercado financiero europeo, con su ingreso al Banco Popular Español, la sexta entidad financiera española por volumen de activos.

Según las comunicaciones registradas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV), el grupo, a través de Vallum Foundation, "sociedad para el fomento económico de la familia Luksic y la persecución de objetivos de caridad", declaró una participación del 3.014% en el accionariado, lo que equivale a 126.5 millones de acciones, con un valor de mercado próximo a los 90 millones de euros (98.2 millones de dólares).

Tras la compra, la sociedad pasa a convertirse en uno de los accionistas de referencia del banco que preside Emilio Saracho, por detrás de la Sindicatura de Accionistas, que tiene 9.6%, el grupo mexicano Del Valle (4.1%), el galo Crédit Mutuel (4%) y Allianz (3.5%).

El grupo chileno habría alcanzado esta participación tras sucesivas compras en el mercado en los últimos meses, al menos, desde enero, según los registros de la CNMV.

El Grupo Luksic cuenta con más de 60 años de experiencia inversora, y posee 51.2% del Banco de Chile, 56% de la Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV) o el 100% de Techpack.

Aunque no se trata de la primera incursión en Europa (tienen inversiones en el sector minero con Antofagasta y también operan el rubro inmobiliario en España y Croacia), sí se trata del ingreso formal del grupo al sector financiero del viejo continente.

Los últimos resultados reportados por el Banco Popular han sido negativos. Durante el primer trimeste del 2017 la entidad financiera registró pérdidas cercanas a los 149.2 millones de dólares, en comparación a las ganancias de 101.5 millones de dólares del mismo período del 2016.

Durante todo el ejercicio del año pasado, en tanto, las pérdidas alcanzaron los 3,800 millones de dólares.

En la bolsa de España, por su parte, la acción del banco subió 6.1%, hasta los 0.73 euros. En el año, eso sí, el título ha bajado 19%, mientras que durante el 2016 sus papales perdieron un 66 por ciento.