Por segunda ocasión consecutiva, el subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel Hernández, votó en contra del comunicado en el cual, el 16 de mayo pasado, se anunció la decisión unánime de dejar sin cambio la tasa de referencia en 8.25 por ciento.

En su tercera participación en las reuniones de política monetaria de la Junta de Gobierno del Banxico, desde que asumió el cargo a finales de enero de 2019, votó a favor de dejar sin cambio la tasa de referencia, pero con un voto disidente sobre el comunicado.

“Si bien estuve de acuerdo con la decisión de mantener constante el objetivo para la tasa de interés interbancaria, no coincido con el comunicado que informa sobre dicha decisión”, expuso Esquivel Hernández, de acuerdo con la minuta de la reunión de política monetaria del 16 de mayo de 2019.

En concreto, agregó, difiero tanto del tono restrictivo del mismo, como de la conclusión alcanzada sobre el balance de riesgos para la inflación. Parto del hecho de que la inflación observada a lo largo de 2019 se ha comportado de acuerdo (o incluso mejor) a lo previsto a fines de 2018.

El subgobernador consideró además que el reciente cambio en la postura monetaria de varios países desarrollados, así como la notoria desaceleración de la actividad económica del país, permitían emitir un comunicado con un tono más neutral.

Me preocupa en particular el hecho de que las expectativas de inflación y las primas por riesgo inflacionario estén aumentando, a pesar del comportamiento relativamente favorable de la inflación en 2019, explicó.

“No es del todo improbable que estas expectativas estén siendo afectadas por la propia comunicación del banco central”, consideró Esquivel Hernández.

Según la minuta, difiere también del énfasis en el aumento del salario mínimo como un riesgo al alza en la inflación, pues “a cinco meses de dicho aumento, no existe ninguna evidencia convincente de que esto esté ocurriendo en la realidad”.

No obstante, junto con los otros integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico (el gobernador Alejandro Díaz de León Carrillo, así como los tres subgobernadores: Irene Espinosa Cantellano, Javier Eduardo Guzmán Calafell y Jonathan Ernest Heath Constable), votó a favor de mantener en 8.25% la tasa de referencia, por tercera ocasión consecutiva.

Todos los integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico enfatizaron que la inflación general aumentó de 4.00 a 4.41% entre marzo y abril, la mayoría señaló que esta última cifra fue mayor a lo esperado y uno agregó que se ubicó nuevamente arriba del límite superior del intervalo de variabilidad.

Si bien la inflación general y la subyacente han aumentado, refiere la minuta, se considera que esto es transitorio y que la postura monetaria actual es congruente con la convergencia de la inflación a su meta en el horizonte en el que opera la política monetaria.

Por ello, la Junta de Gobierno decidió, por unanimidad, mantener el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día en un nivel de 8.25 por ciento.

Tomando en cuenta los retos que se enfrentan para consolidar una inflación baja y estable, así como los riesgos a los que está sujeta la formación de precios, la Junta de Gobierno continuará dando seguimiento cercano a todos los factores y elementos de incertidumbre que inciden en el comportamiento de la inflación y sus perspectivas, y tomará las acciones que se requieran.

De tal manera que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia de la inflación general a la meta del Banco de México en el plazo en el que opera la política monetaria.

erp