Cerca de la mitad de la población en México pertenece a algún rango de pobreza donde la banca comercial no llega y, por lo tanto, hay ahí un hueco no sólo en materia de inclusión, sino también de conocimiento de los servicios financieros.

La Fundación Alemana de Cajas de Ahorro para la Cooperación Internacional (Sparkassenstiftung Für Internationale Kooperation) quiere contribuir –y ya lo ha hecho en los 10 años que lleva de operar en México- a que alternativas financieras lleguen a las comunidades más pobres del país, pero también a que ahí se genere una mayor educación sobre el tema.

En este sector de pobreza, la banca comercial no está representada, aunque estos clientes son consumidores, pero con poca experiencia en asuntos financieros.

Esta gente por eso siempre está en peligro de entrar en endeudamiento, por falta de conocimientos. Este hueco queremos cerrarlo o por lo menos minimizarlo , refiere uno de los representantes legales de la Fundación Alemana en México, Rolf Werner Grempel.

En entrevista detalla que, para ello, la organización que representa lleva a cabo en el país proyectos de educación financiera, al tiempo que capacita a entidades financieras populares para que ofrezcan los mejores servicios a sus clientes en las zonas más marginadas del país.

No estamos aquí buscando rendimientos, sino dar capacitación, información, conocimiento sobre el sector financiero a la gente de estos medianos y bajos ingresos , precisa.