Fitch Ratings tomó acciones sobre las calificaciones de los siete bancos mexicanos más grandes, al ratificar las notas de BBVA Bancomer, Citibanamex, Santander, HSBC, Scotiabank e Inbursa.

La agencia precisó que en el caso de Banorte, mantuvo en Observación Negativa (ON) las calificaciones internacionales de largo plazo de ‘BBB+’ del Grupo Financiero (GFNorte) y del banco, así como la calificación de largo plazo en escala nacional de la institución bancaria en ‘AAA(mex)’.

La mayoría de las calificaciones del banco Banorte y GFNorte, y las de sus subsidiarias no bancarias permanecen en ON donde fueron colocadas a finales de octubre de 2017, tras el anuncio de un acuerdo vinculante para fusionar GFNorte y Grupo Financiero Interacciones (GFInteracciones), señaló.

Fitch informó que resolverá́ la Observación Negativa las notas de Banorte una vez que los detalles de la transacción final sean publicados y cuando tenga una visión más completa de los efectos de la fusión en las concentraciones de los acreditados, duración de la cartera, adecuación de capital y liquidez, así́ como efectos a mediano plazo sobre la rentabilidad general.

Asimismo, espera completar su revisión dentro de los próximos seis meses, una vez que los efectos potenciales en nuestra evaluación de apetito de riesgo sean claros, refirió en un comunicado.

La evaluadora internacional comentó que los siete bancos sobre los que tomó acciones de calificación representaron 78.4% de los activos totales del sistema al cierre de abril de 2018.

Expuso que las acciones de calificación en ellos se fundamentan en factores múltiples como sus franquicias generalmente fuertes, modelos de negocios diversificados, varias dinámicas de tenencia accionaria (independientes o subsidiarias de bancos globales) y entorno operativo.

Además incluyen métricas de capitalización fuertes que se benefician de utilidades resistentes y del crecimiento más lento de los préstamos.

También se consideraron sus perfiles de fondeo y liquidez buenos, pese a la incertidumbre relacionada con las renegociaciones de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el resultado de las elecciones presidenciales, una calidad de activos controlada, así como equipos administrativos capaces.

La Observación Negativa sobre Banorte refleja su proceso de fusión con Interacciones, acotó.

Las calificaciones internacionales (IDRs por sus siglas en inglés) de Citibanamex y HSBC México, y las calificaciones nacionales de Scotiabank se fundamentan en la capacidad y propensión fuertes de recibir soporte de sus tenedores en última instancia.

Las IDRs de BBVA Bancomer, Santander México, Banco Inbursa y Banorte derivan de su perfil intrínseco reflejado en sus calificaciones de viabilidad, aunque las IDRs de Santander México se encuentran en el piso implícito derivado de las IDRs de su matriz.

Precisó que las calificaciones de los bancos más grandes son sensibles a movimientos en las calificaciones soberanas de México y a consideraciones de sus compañías matrices.